Toda empresa desea contar entre sus filas a los profesionales más destacados en sus campos. Sin embargo, no siempre resulta fácil encontrarlos. Es por ello que en ocasiones recurren a especialistas en localizar talentos, como la empresa de la que vamos a hablar a continuación: Selecta.

Selecta se dedica encontrar a esos profesionales tan demandados como esquivos a través de un minucioso trabajo de investigación y un proceso de evaluación que involucra el uso de una tecnología ecuatoriana que ya conocemos por aquí: la de Kudert. Para saber más acerca de lo que hacen y cómo lo hacen, conversamos con Daniel Dávalos, fundador de la empresa y cofundador de Kudert.

¿Qué es Selecta?

Selecta es una empresa que se define a sí misma como «talent hunters», algo que como el propio Daniel nos indica se puede traducir al español como «cazatalentos». En sus propias palabras, están especializados en «identificar personas que han tenido un desempeño exitoso en alguna organización para poder atraerlas a otra donde hay un desafío similar o superior».

Como hemos dicho, Selecta trabaja en conjunto con otra empresa ecuatoriana de la que ya hablamos en profundidad, Kudert. «Nosotros somos como el frente académico de Kudert —explica Daniel—. Casi todos sus proyectos pasan por nuestras manos». Y claro, como es de imaginar, en Selecta hacen uso de las herramientas de evaluación de Kudert.

En activo desde 2007, Selecta surge de la experiencia adquirida en otra empresa de la que también hemos hablado por aquí: Multitrabajos.com. Daniel fue parte de su equipo fundador. Fue allí donde se especializó en reclutamiento de personas y también donde percibió la oportunidad que existía a la hora de trabajar con lo que se denomina el «mercado laboral pasivo».

«El mercado activo laboral son las personas que voluntariamente están buscando empleo», nos explica Daniel, poniendo como ejemplo a aquellas personas que recurren a bolsas de empleo para enviar sus currículums o para publicar sus anuncios. «Pero había personas que no aplicaban porque no estaban pendientes de ver las ofertas de empleo: son parte de lo que se llama el mercado pasivo laboral. Son candidatos que cumplen con el perfil pero no atienden a las búsquedas activas. Este concepto nos ayudó en ese momento a entender que deberíamos tener una opción en nuestra empresa de acceder al mercado pasivo de candidatos. Ahí fue cuando nació Selecta».

Así trabaja una empresa a la busca de talentos

Si bien el procedimiento habitual de reclutamiento de cualquier empresa pasa por la selección y filtrado de los postulantes a un puesto, la tarea de los talent hunters o cazatalentos es bastante diferente. La función principal de una empresa como Selecta es «identificar a las personas que están haciendo bien su trabajo hoy en las empresas» y para conseguirlo recurren al «networking e investigación».

Daniel nos explica el proceso mediante un ejemplo: localizar a una persona para que redacte las biografías de todos los fundadores de una organización. «Lo que hacemos nosotros en un inicio es desplegar una estrategia de búsqueda, identificando cuáles son los lugares en los que posiblemente podría estar esa persona: probablemente periódicos, editoriales, universidades que publiquen cosas… Eso va entrando en una lista que vamos confeccionando al principio. Después, empezamos a conversar con gente, con nuestros contactos en esas organizaciones: amigos o gente que vamos haciendo contacto en el trayecto de nuestro propio trabajo. Ellos nos van contando quiénes son las personas exitosas en estas organizaciones».

Una vez que ya han identificado a los posibles candidatos, se ponen en contacto directo con ellos y les plantean la oferta de trabajo: «Empezamos un proceso de “coqueteo” entre la persona que nos interesa y la oferta que nosotros tenemos. Todo esto en un ambiente de confidencialidad, porque tanto la persona que está siendo abordada quiere que se respete su información, porque no ha estado buscando empleo sino que nosotros le estamos encontrando y no quiere que eso se sepa, y tampoco la compañía quiere abrir la búsqueda hasta que no sepa con quién va a entrar en una etapa final. Todo este ambiente es un poco sigiloso pero forma parte de esto».

Cuando los candidatos dicen estar interesados, llega el momento de la evaluación. «No necesariamente porque estas en la lista de los que tienen éxito signifique que vas a ser contratado —explica Daniel—. Hay otros factores de valorar». Es entonces cuando entran en juego las herramientas que provee Kudert, a las que en Selecta recurren con frecuencia. Estas son complementadas con entrevistas y referencias de contactos provistos por los candidatos.

Una vez concluido todo el proceso, Selecta selecciona al candidato que mejor cree que encaja con la oferta laboral y entonces llega el momento de presentarle a su cliente: «Ahí pasa a una etapa de conversar directamente con la empresa».

De Ecuador para el mundo y del mundo para Ecuador

A lo largo de estos 10 años de existencia, en Selecta han evaluado a más de 37 mil personas y han realizado más de 10.600 entrevistas a profesionales. De todas las empresas que les han contratado hasta el momento, el 92% vuelve a requerir de sus servicios. Para Selecta, este último número es un parámetro importante y en el cual se enfocan para medir su éxito: «si un cliente te vuelve a pedir otra búsqueda es porque hiciste bien tu trabajo».

En lo que se refiere a las ciudades hacia las que se orientan las búsquedas (es decir, que buscan cubrir un puesto en esas localidades), el 60% son orientadas hacia Quito y el 40% a Guayaquil y Cuenca, aunque en este último caso mayoritariamente son hacia Guayaquil. Pero, ¿dónde hacen sus búsquedas? Lo cierto es que, en realidad, su campo de acción es todo el planeta.

Esto es debido a que, como dice Daniel, «el talento esta en todo el mundo» y a veces no es posible encontrar en nuestro país un candidato para un puesto extremadamente especializado o con unas características muy específicas: «Hoy mismo, por ejemplo, estamos buscando personas que creemos que van a venir de la India. Porque la industria que nos ha contratado utiliza un tipo de herramientas que se inventaron allá. Entonces casi casi seguro que la mayor cantidad de candidatos provendrán de allá».

Este tipo de búsquedas internacionales resultan ser más fáciles gracias a que Selecta forma parte de NPAWorldwide. Daniel nos cuenta que «es como una asociación de headhunters internacional en donde tú compartes información sobre candidatos que cumplen con las características de algún otro socio que está en otra parte del mundo». Esto hace que, en otras ocasiones, busquen personas en Ecuador para que vayan a otros países. Por ejemplo, «Hoy mismo estamos recolocando personas en Canadá».

La tecnología impulsa una reinvención constante

Selecta ha trabajado para más de 14 sectores diferentes, que van desde banca y finanzas hasta petróleo, pasando por turismo. Según nos revela Daniel, los sectores que más solicitan de sus servicios varían en función del crecimiento del país. De hecho, afirma que «El headhunting es un buen indicador de hacia dónde está creciendo la economía. El tipo de requerimientos que tienes y el tipo de industrias que están solicitando la cacería de talentos te da un mensaje acerca de en donde está creciendo o en qué está creyendo el país».

Si tomamos como referencia esta afirmación, resulta muy interesante observar cuáles son los sectores que actualmente recurren más a Selecta, pues nos ayuda a trazar un perfil del rumbo que ha tomado Ecuador: «Hoy notamos que hay un incremento en algunas industrias como la de tecnología, la de minería, y las nuevas factorías ecuatorianas».

Es decir, que Ecuador está en la línea de la tendencia mundial en la que la demanda de profesionales del área tecnológica es cada vez mayor. Esto es positivo, pues se trata de una señal inequívoca de progreso que se une a otras que hemos visto en anteriores entrevistas.

Pero yendo más allá de lo que significa para el país, es importante también considerar lo que esta tendencia significa para las empresas. En el caso de compañías como Selecta, no se trata solo de emplear herramientas que optimicen sus procesos, sino incluso realizar reformas profundas en su método de trabajo.

Según nos explica Daniel, la necesidades de la industria tecnológica a nivel mundial les obligó a «crear una división que se especialice en reclutamiento de profesionales de la tecnología». Y no solo porque la demanda sea muy alta, sino por las propias particularidades del sector: «La forma en la que se recluta, la forma en la que se evalúa y el tipo y volumen de necesidades de este sector requiere un trato especial».

Este trato especial es debido a dos factores. El primero, un factor generacional: «el 100% [de los profesionales] provienen de nuevas generaciones y valoran otro tipo de trato. No les resulta muy interesante trabajar en un banco, que es como la industria clásica. Quieren trabajar en una organización más al estilo Silicon Valley».

Y el segundo es la globalización facilitada por la misma tecnología: «los horarios de entrevistas son diferentes, los tiempos son diferentes, la competencia es diferente. Porque un candidato viene de Ecuador, otro viene de argentina, otro viene de Perú, otro viene Rusia y a los cuatro hay que atenderles y valorarles bajo una misma metodología».

Las cosas no volverán a ser como eran

Todos estos cambios impulsados por la era tecnológica en la que vivimos son unos cambios para los que no hay marcha atrás: «la estadística nos dice que esto es una tendencia y que no va a dar retro. Cada vez va a ser más complejo encontrar a este tipo de personas por lo cual los procesos de selección se modifican para volverse más agresivos en el reclutamiento y más comprensivos en la parte de evaluación. Esto es lo que está transformando a una buena parte de nuestra empresa».

Y es que en Selecta han sabido reaccionar a tiempo, de manera que están viviendo un proceso de reinvención en el cual «sentimos que estamos entrando en una etapa en la que nos volvemos más globales; o por lo menos más latinos, más de Latinoamérica. El proceso desde donde partimos, donde queríamos ser una buena organización para Ecuador, que tenga reconocimiento, que haga bien su trabajo y que sea rentable, empieza a culminar y empieza a nacer una nueva etapa».

La lectura del mercado que hacen desde Selecta es clara. Para poder sobrevivir y «vernos después de unos 10 años» tienen que «ser más globales. Principalmente más regionales, más una organización que tenga un poder de acción más allá de Ecuador. Y por otro lado, más digitales, más rápidos, con mayor calidad y con un impacto en el precio».

Para Daniel, «Las empresas que queden en este nicho de mercado serán las que puedan dar respuestas más ágiles, más rápidas, con mayor calidad y con un costo más competitivo». Se trata de un gran desafío, pero ellos ya han empezado a trabajar en esa dirección:

«Hemos empezado ese camino hace un año más o menos y ya hemos hecho algunos logros. Tenemos la garantía más grande del Ecuador. Fuimos calificados por las empresas más importantes el mundo con respecto a nuestro negocio y, en el trayecto de este año, redujimos nuestro tiempo de respuesta en una semana y media. Y seguimos en ese camino. Tenemos como un objetivo de, terminando diciembre 2018, bajar nuestra tarifa, aumentar nuestra calidad y ser más rápidos».

Desde Tekzup queremos felicitar a Selecta por todo lo que han conseguido hasta ahora y animarles a continuar en ese recorrido lleno de retos que, sin duda, podrán enfrentar y superar. Si quieres conocer más acerca de Selecta, puedes visitar su sitio web o seguirlos en Facebook, Twitter y LinkedIn.