5 retos a superar en desarrollo web

Comparte esto:
startup-photos

El desarrollo web está creciendo a un ritmo acelerado. Para conocer los detalles de una empresa, los clientes van a visitar su página web, las aplicaciones móviles y las plataformas de medios sociales que posea. Por lo tanto, es importante responderles adecuadamente. Es por ello que las mejores interfaces y las más fáciles de usar tienen gran demanda.

Cuando se trata de desarrollar una aplicación web hay una serie de factores que definen su éxito y cada uno de ellos representa un reto para cualquier profesional. A continuación vamos a analizar algunos de estos elementos para dártelos a conocer, si recién estás interesándote en este tema, o si ya estás versado en él, para recordarte que debes prestarles especial atención, ya que, aunque parezca contraintuitivo, las cosas importantes también tienden a olvidarse o pasarse por alto con facilidad cuando estamos metidos en la vorágine del día a día.

1. Interfaz y experiencia de usuario

Hace 10 años, la web era un lugar completamente diferente. Ahora las aplicaciones web son más simples y están orientadas al usuario. Si tus aplicaciones web frustran o confunden a los usuarios, entonces es difícil mantener su fidelidad. Además, en la era de los teléfonos inteligentes, los sitios web deben ser adaptativos y amigables, de manera que sean prácticos en las pantallas más pequeñas.

La navegación del sitio web es otra parte descuidada por los desarrolladores. Es preciso ofrecer siempre al visitante la mejor experiencia de usuario. La navegación intuitiva lleva a tu público a la información que están buscando sin una curva de aprendizaje de por medio. Así, los visitantes pueden descubrir la información sin sufrir en el proceso, creando una experiencia impecable que les impide irse a visitar a los competidores.

2. Escalabilidad

La escalabilidad no es el rendimiento, ni hacer un buen uso de los recursos y el ancho de banda. La escalabilidad trata sobre el equilibrio de carga en los servidores: cuando se incrementa la carga (es decir, se recibe más tráfico en la página), se pueden incorporar servidores adicionales para balancearla.

No debes aplicar toda la carga de tráfico a un solo servidor, sino que, en lo posible, deberías diseñar el software de tal manera que pueda trabajar en un clúster de servidores como AWS (Amazon Web Services). La Arquitectura Orientada a Servicios (SOA) puede ayudar a mejorar la escalabilidad cuando se requieran más servidores. La SOA es un diseño de aplicaciones distribuidas en el que los componentes de las aplicaciones proporcionan servicios a otros componentes a través de protocolos de comunicación, básicamente a través de una red.

3. Rendimiento

En general, se acepta que la velocidad de la página web tiene gran importancia para un sitio web exitoso. Cuando tu negocio está online, cada segundo cuenta. Por ello, se deben considerar las aplicaciones web lentas como un fracaso. La lentitud provoca que los clientes huyan de tu sitio web, y esto afecta a la reputación de tu sitio y perjudica tus ingresos.

Algunos de los problemas de rendimiento provienen del código, de bases de datos no optimizadas, del crecimiento no administrado de datos, de los picos de tráfico, de la distribución deficiente de la carga, de los servicios problemáticos de terceros, etc. Los factores que afectan a la velocidad pueden ser numerosos y a veces requieren un análisis minucioso para detectar la causa exacta de la lentitud. Pero es muy importante dedicar el tiempo necesario para detectarlos y solucionarlos.

Una forma de solucionar algunos de estos problemas es recurrir a una red de distribución de contenidos (CDN), que hace uso a nivel mundial de una red de servidores Proxy desplegados en múltiples centros de datos. Esto significa que en lugar de utilizar un único servidor web para usar alguna librería en tu sitio, usas ese componente alojado en una red de servidores. Entre los beneficios de usar una CDN tenemos que las peticiones al servidor serán enviadas a diferentes servidores para equilibrar el tráfico o que los archivos se dividirán en diferentes CDNs, por lo que no habrá que hacer cola y esperar a que termine la descarga individual de cosas como imágenes, vídeos, código, etc. El tiempo de respuesta de la página cuenta mucho.

4. Conocimiento de Frameworks y Plataformas

Los Frameworks aumentan el rendimiento ya que ofrecen bibliotecas estándar y amplían las capacidades, por lo que los desarrolladores no necesitan hacer aplicaciones web codificadas a mano desde cero. Además, ofrecen características como modelos, APIs, fragmentos de código y otros elementos para desarrollar aplicaciones web dinámicas.

Hay frameworks que tienen un enfoque rígido de cara al desarrollo y otros que son más flexibles. Algunos de los lenguajes más comunes que usan son PHP, ASP.Net, Ruby on Rails y J2EE. Las plataformas web proporcionan las bibliotecas necesarias para desarrollar una aplicación o sitio web usando cualquiera de los frameworks existentes.

Para elegir bien un framework, tanto los desarrolladores como los propietarios de pequeñas empresas deben tener una clara comprensión de su negocio y de las necesidades relacionadas con la web y el desarrollo de aplicaciones. La entrega de información y presencia en línea suelen requerir de una plataforma web simple, como las ofrecidas por los gestores de contenido más conocidos como WordPress, Joomla, etc. Pero si necesitas una solución enfocada a la venta, tendrás que optar por una plataforma de comercio electrónico tal como Magento, Shopify, WooCommerce o BigCommerce.

Si bien debemos elegir la plataforma más adecuada para nuestras necesidades, también hay que tener en cuenta los conocimientos técnicos que implica, la curva de aprendizaje, los precios y las opciones de personalización y análisis. No se trata de elegir una plataforma tan solo porque digan que es la mejor, sino también hacerlo en base al coste económico y de tiempo y recursos que nos va a suponer.

5. Seguridad

En medio del diseño y la experiencia del usuario, la seguridad de la aplicación web se descuida con frecuencia. Sin embargo, debe ser tomada en consideración a lo largo de todo el ciclo de vida del desarrollo de software, especialmente cuando la aplicación se ocupa de administrar información vital como los datos de tarjetas de crédito, la información sensible de tus contactos o los datos confidenciales de tu empresa o de terceros.

Hay muchas cosas a considerar cuando se trata de seguridad en aplicaciones web: ataques de denegación de servicio, la seguridad de los datos del usuario, el mal funcionamiento de la base de datos, el acceso no autorizado a zonas restringidas de la página web, etc.

Algunas de las amenazas a la seguridad con las que nos podemos encontrar son el Cross-Site Scripting, la suplantación de identidad, la Falsificación Cross-Site Request, la Shell inyección, el secuestro de sesiones, la inyección de SQL o el desbordamiento del búfer. Un sitio web debe ser cuidadosamente codificado para estar protegido contra estos problemas.

***

El desarrollo web puede ser difícil, ya que se trata de lograr un producto final que debe ser agradable, construir marca y estar técnicamente al día, en conjunto con un ambiente seguro en la red. Sin duda, plantea desafíos importantes para cualquier profesional, pero no se trata de nada que no pueda abordarse con la adecuada formación y un hábito de actualización continúa, acompañado siempre de una actitud favorable a la innovación y a la resolución de problemas de manera creativa.

Convertirte en desarrollador web

Si estás interesado en hacer tu carrera en desarrollo web, puedes empezar aprendiendo a programar, CODEX Institute está en Quito, Ecuador y tiene cursos que te preparan a hacer un acercamiento técnico a la programación y el desarrollo de aplicaciones, de la mano de expertos que conocen profundamente del tema. Aprovecha e inscríbete en el curso de tu interés cuanto antes.