Facebook te puede rastrear inclusive si has borrado tu cuenta

Comparte esto:

El movimiento #DeleteFacebook propone, principalmente, la eliminación de nuestra cuenta de Facebook debido a la mala gestión que se ha hecho de nuestros datos. Sin embargo, esto no significa que al hacerlo, la compañía de Mark Zuckerberg deje de obtener información de nosotros, ni mucho menos.

En este caso, no estamos hablando de que siga obteniendo datos a través de las cuentas de Instagram y WhatsApp (de esta, muchos menos) si las tenemos, aunque también es algo que no debemos olvidar. No, hablamos de que los recopila incluso si no tenemos cuenta en la red social o la hemos eliminado.

Esta «funcionalidad», pues fue anunciada así en su momento de cara a los anunciantes, funciona por medio de los botones «Me gusta» de Facebook que están esparcidos prácticamente por toda la web. A través de ellos, la red social va recopilando información de los sitios que visitas y, si usas Facebook, asocia esa información a su perfil. Y si no, pues cuenta igualmente con un perfil tuyo.

Es más, podría ser que, si borras tu cuenta, la información que se siga recopilando se asocie con los datos de tu antiguo perfil. Esto es una elucubración fruto de la paranoia, lo reconozco, pero Facebook se ha ganado a pulso que no solo nos mostremos críticos con la empresa sino que desconfiemos de ella en grado sumo.

Hay que tener en cuenta que Facebook no es la única empresa que nos rastrea. Y no es solo ella y Google, sino que muchas tienen perfiles creados acerca de nosotros, aunque sea sin llegar a identificarnos con nuestro nombre propio, sino tan solo con un código: una serie de números y letras, por ejemplo.

Ahora bien, ¿hay manera de evitar esto? Supuestamente sí.

Deja de seguirme, Zuckerberg

esposas

«Do Not Track» es una funcionalidad introducida hace algunos años en prácticamente todos los navegadores. Lo que hace es enviar una petición a los servidores web a los que entramos pidiendo que no se nos rastree. Las empresas que hayan acordado respetar esta petición, deberán cumplirla. Y Facebook se supone que es una de ellas.

En este punto, es importante comprender algo: el sitio web al que entramos no tiene por qué ser el que nos hace seguimiento, sino que puede ser un tercero gracias a un código insertado en el sitio (voluntariamente, por regla general). En el caso de Facebook, el código es el del botón «Me gusta», como ya hemos dicho.

Veamos a continuación cómo activar esta funcionalidad en los principales navegadores y también en celulares, junto con algunas más potentes o globales en los programas y sistemas en que estén disponibles.

En Chrome

  • En el menú del navegador, entramos a «Configuración».
  • Descendemos hasta «Configuración avanzada» y desplegamos estas opciones.
  • En la sección, «Privacidad y seguridad», ubicamos la opción «Enviar una solicitud de no seguimiento con tu tráfico de navegación» y la activamos.

En Firefox

  • En el menú del navegador, entramos a «Opciones».
  • En la barra lateral izquierda, entramos a «Privacidad y seguridad».
  • Descendemos hasta ubicar la sección «Protección contra rastreo».
  • Aquí tenemos dos apartados. En el que tenemos que fijarnos antes es en el segundo: «Enviar a los sitios web una señal “No rastrear” indicando que no quiere ser rastreado». Ahí, seleccionamos la opción «Siempre».

El otro apartado, el primero, es más poderoso, pero también tiene más inconvenientes. Usa una protección más fuerte pero nos da algunos problemas de usabilidad. Algunos de los más frecuentes es no poder ver los tuits insertados completos (se ve el texto y el enlace al tuit pero no la imagen o el vídeo, si es que contiene uno) y se produce una interferencia con los sistemas de identificación de terceros. De esta manera, por ejemplo, si quieres identificarte en un sitio por medio de tu cuenta de Facebook, no podrás hacerlo a menos que desactives la protección para ese sitio concreto. Por suerte, esto se hace fácilmente clicando en los iconos que aparecen a la izquierda de la dirección web (la URL) cuando aparezca un escudo y haciendo clic en el botón «Desactivar protección en este sitio» que se encuentra en el menú que se despliega.

Si no tienes problemas con estos inconvenientes, elige «Siempre» de entre las 3 opciones.

Microsoft Edge

  • En el menú del navegador, entramos a «Configuración».
  • Descendemos hasta encontrar el botón «Configuración avanzada» y clicamos en él.
  • Descendemos hasta encontrar el apartado «Privacidad y Servicios» y activamos la opción «Enviar solicitudes de Do Not Track».

Opera

  • En el menú del navegador, entramos a «Configuración».
  • En la barra lateral izquierda, entramos a «Privacidad y seguridad».
  • En el apartado «Privacidad», marcamos la casilla «Enviar petición ‘No rastrear’ con el tráfico de navegación».

En iPhone

  • Vamos a la configuración.
  • Nos desplazamos hasta Privacidad.
  • Entramos a Publicidad.
  • Activamos la opción para limitar el seguimiento publicitario

En Android

  • Vamos a «Ajustes».
  • Entramos a la opción «Google».
  • Entramos a «Anuncios».
  • Activamos la opción de inhabilitar personalización de anuncios.

En todos los navegadores móviles y en otros de escritorio

Como hemos visto en estas instrucciones, el patrón a seguir está claro: entrar a la sección de configuración, buscar la opción de privacidad y localizar (si la hay) la opción de limitar el rastreo, que puede llamarse así o con otro nombre, a veces incluyendo el término «Do Not Track».