Cómo Google está combatiendo amenazas de seguridad en Android

Comparte esto:

No hace mucho, Google sacó su informe de seguridad en Android de 2016, el cual se puede descargar gratuitamente (PDF). Por este motivo, desde Bloomberg hablaron con Adrian Ludwig, director de seguridad del sistema operativo móvil de Mountain View.

Preguntado por la principal medida de seguridad para evitar instalar en nuestro dispositivo las aplicaciones maliciosas más peligrosas, Ludwig fue tajante: ser consciente del lugar desde donde se baja el software. Según dice, y tal y como se refleja en el informe, bajarse aplicaciones solo de Google Play es 10 veces más seguro que hacerlo desde cualquier otro sitio.

Según los números que manejan desde Google, en el cuarto trimestre del año pasado, menos del 0,71% de los dispositivos con Android contenían lo que ellos denominan como «aplicaciones potencialmente perjudiciales» (Potentially Harmful Applications o PHAs), mientras que en aquellos dispositivos que tan solo descargan de la tienda de Google, el número era incluso menor: 0,05%.

Para obtener estos números, Ludwig contó que primero tuvieron que reunir los datos para tener visibilidad acerca de los dispositivos que se están usando en todo el mundo tanto por gente real como en tiempo real. Para obtener ese panorama, hacen de manera continua 750 millones controles de seguridad al día dentro de todo el ecosistema.

Esto también les ha servido para averiguar en qué zonas del planeta existen mayores riesgos de infectarse con aplicaciones potencialmente perjudiciales. Según Ludwig, los sitios más seguros son Norteamérica y Europa, y países como Japón. Los más peligrosos son los que calificaron en la entrevista como «mercados emergentes», aunque no dieron nombres. Esas áreas las consideran en Google como necesitadas de recibir una mayor inversión por su parte para tratar sus ecosistemas.

Otros números que se mencionaron fueron los 1.400 millones de dispositivos existentes que están protegidos por las características de seguridad de Android y los 735 millones de aparatos que han recibido actualizaciones de seguridad de la plataforma. Y aunque son números muy altos, que haya una diferencia de un 50% entre una cifra y otra evidencia que Google sigue teniendo un problema con la fragmentación de Android que algún día debería de esforzarse en solucionar, aunque hay que reconocer que se trata de un problema bastante difícil de solventar.

También se mencionó la nueva versión de Android, el por ahora sin bautizar Android O del cual hemos hablado por aquí. En esta versión se introducen una serie de nuevas medidas de seguridad y de entre ellas, una de las más importantes y que ha despertado mucha atención ha sido el cifrado. Según Ludwig, existen cientos de usuarios que tienen el cifrado actualmente habilitado por defecto.

Casi desde que se empezó a popularizar, Android carga con la losa de la fama de ser un sistema inseguro. Desde Google se han esforzado mucho en que esa situación vaya cambiando y la evolución del sistema ha sido patente a lo largo de los años. Pero por su propia naturaleza (un S.O. que se puede instalar en cualquier dispositivo de cualquier marca), quitarse de encima esta fama está siendo un trabajo arduo. Pero mejor, porque así desde Google se esforzarán aún más en incrementar la seguridad en cada una de las versiones.