Comparte esto:

Si te encuentras en este momento en la necesidad (o simplemente porque te apetece) de adquirir un nuevo celular de gama alta, es posible que dirijas tu mirada hacia las opciones de Samsung. Los coreanos tienen actualmente en el mercado 2 de los mejores modelos que se pueden encontrar: el último S de la serie Galaxy, el Galaxy S9 y S9+, y el Galaxy Note 8. Y mientras que frente a otras marcas, ambos destacan sobradamente, elegir entre ambos puede ser un poco problemático.

La compra de un nuevo celular siempre depende, dejando a un lado el presupuesto, de las necesidades que tengamos. Y aunque, puestos así, siempre parece más apropiado apostar por la opción lanzada más cerca en el tiempo, esto en el caso del S9 y el Note 8 no puede verse tan claro, pues tan solo están separados por unos pocos meses.

Sin embargo, sí, de nuevo el parámetro del tiempo se vuelve el más acertado para elegir: el S9 puede ser una mejor inversión de nuestro dinero que el Note 8. ¿Por qué? Veámoslo argumentado en los 5 principales puntos que sostienen esta decisión.

Sistema operativo

El S9 es el teléfono de gama alta más reciente del mercado: salió en febrero de este año. Tiene una potente cámara de última generación y ejecuta la versión más reciente (hasta dentro de poco) de Android: la 8.0 Oreo. El Note 8 corre la versión anterior: Android 7.1.1 Nougat.

Precio

Frente a su «hermano mayor», el S9 tiene la ventaja de que es $200 más barato (precio en origen): parte de $720 mientras que el Note 8 lo hace desde $963. Es más, si decidimos apostar por el S9+, está en $840, así que por $100 menos obtenemos un teléfono con casi la misma pantalla que el Note 8: 6,2 frente a 6,3 pulgadas.

Sonido

El tema de los parlantes no suele ser algo que se toque con frecuencia en los análisis de celulares. Y ahí una razón: ningún modelo, por lo general, destaca especialmente en este aspecto. Pero el Galaxy S9 sí lo hace: Samsung añadió un segundo parlante en el auricular del teléfono, lo cual permite brindar sonido estéreo, algo con lo que no cuenta el Note 8.

Cámara

Si bien ambos celulares tienen unas cámaras muy avanzadas, las nuevas características que ha incluido Samsung en el S9 hacen que la de este modelo le lleve la delantera, por muy poco, al Note 8. El S9 viene con el denominado «Pro Mode», en el que es posible alternar entre dos aperturas diferentes de forma automática dependiendo de cuánta luz haya, aunque también se puede ajustar de manera manual. Además, incorpora un nuevo modo de «súper cámara lenta», que permite grabar vídeo HD en cámara lenta y convertirlos a GIF.

Sensor de huellas

La colocación del sensor de huellas dactilares en el S8 y en el Note 8 despertó cierta polémica al encontrarse justo al lado de la lente de la cámara. Hubo quejas de que era difícil de alcanzar y que en muchas ocasiones terminabas poniendo el dedo en la cámara, manchándola. En el S9, el sensor ha pasado de un lado a estar debajo de la cámara y el problema se ha minimizado porque resulta más fácil e intuitivo de alcanzar.

El S9 está a la altura del Note 8 en casi todo

El S9 (y más el S9+) puede mirar casi de frente al Note 8 sin avergonzarse lo más mínimo. Sin embargo, hay que tener en cuenta un factor donde el Note 8 destaca especialmente: el S Pen y sus múltiples aplicaciones. Si vienes de un Note anterior, es posible que lo eches de menos en un S9.

Si este es tu caso, lo cierto es que la recomendación recibiría una ligera variación: no vayas a por el S9, ni el S9+, pero tampoco el Note 8. ¿Y entonces? Pues ármate de paciencia y aguanta hasta la salida del Note 9, que posiblemente verá la luz en septiembre u octubre de este año.