Comparte esto:

De todas las novedades presentadas por Facebook en el último F8, quizá la más llamativa fue la de «Dating», la funcionalidad con la cual la red social pretende ofrecer su propio servicio de citas al estilo Tinder.

Llamativa y sorprendente, desde luego, pues nadie sospechaba que algo así pudiese estar en la hoja de ruta de Zuckerberg. De hecho, este mismo intentó distanciarse del propósito de este tipo de aplicaciones (al menos, el sobreentendido) al decir que «Esto va a ser para construir relaciones reales a largo plazo, no sólo para ligar».

Ahora bien, ¿cómo van a alcanzar ese propósito? Pues a su estilo: por medio del diseño de la funcionalidad en sí misma. Y es que siempre el diseño, aunque no lo creamos, nos condiciona el uso que la damos a una aplicación o un servicio pues nos empuja en un sentido u otro. Que luego vayamos nosotros en ese sentido ya es otra historia.

¿Podrán conseguirlo? Pues hasta que no lancen la funcionalidad, no lo sabremos. Pero aquí te dejamos todo lo que se sabe sobre ella para que juzgues por ti mismo si van en el camino correcto o no.ç

Acceso vía aplicación móvil

Cuando esté disponible, podremos acceder a «Dating» por medio de un icono situado en la parte superior izquierda de nuestro perfil desde la aplicación móvil de Facebook. Es de suponer que se refieran solamente a la versión completa y no a la Lite (que es la recomendable usar por cuestión de consumo de recursos). Sin embargo, también es de suponer que si la funcionalidad tiene éxito, termine trasladándose también a Lite y a la versión web.

El uso será opcional y nuestros amigos no lo sabrán

Solo tendremos perfil en «Dating» si decidimos activarlo. Al hacerlo, deberemos completar la información que se nos pida. Y cuando lo hagamos, ninguno de nuestros contactos lo sabrá porque, además de que no se notificará de manera alguna, tampoco aparecerán ellos entre las sugerencias de usuarios que se nos muestren, y a pesar de que estén tan solteros como lo estemos nosotros. Esto es, según argumentan desde la red social, porque el objetivo es ayudar a construir nuevas relaciones.

Información limitada

Nuestro perfil mostrará información limitada acerca de nosotros: el nombre de pila (no se mostrarán apellidos), la foto de perfil, el lugar de residencia y una breve descripción de nuestros gustos e intereses.

Sugerencias algoritmizadas

Un factor importante a la hora de mostrarnos sugerencias de otros usuarios a los que conocer serán los interesemos que hayamos indicado en nuestro perfil. Este será uno de los factores principales para decidir a quienes vemos y a quienes no.

Sin «Match»

Habrá dos botones por cada usuario «Interested» y «Pass». Si pulsamos en «Interested», podremos interactuar con el usuario. En este punto, no está claro si este es el único requisito para poder mandar un mensaje, pero parece ser que sí. Recordemos que en muchas aplicaciones, el sistema es que ambos usuarios deben haber coincidido en marcar la opción correspondiente a mostrar su interés por el otro (el ya conocido «Match» de Tinder). Por lo que han dicho en Facebook, parecería que ellos no apuestan por esto. Tampoco han dicho que pasa exactamente al pulsar «Pass», pero se puede imaginar que hará que ese perfil ya no aparezca en nuestras sugerencias.

Solo texto

Una vez mostrado nuestro «interés», se nos dará la oportunidad de escribir al usuario en cuestión. Para hacerlo, se nos mostrarán más fotos del mismo y podremos entrar al chat entrando en cualquiera de ellas. El chat es un sistema independiente de Messenger y de WhatsApp y tiene una importante limitación: solo permite texto. Nada de imágenes ni de vídeo. Según explicaron desde Facebook, se trata de una medida de seguridad.

Aunque la idea del solo texto es buena, la arruina prescindir del requisito de expresar un interés mutuo por parte de los dos usuarios para poder chatear. Este parece quizá uno de los puntos flojos de esta sección de citas. El interés mutuo ha funcionado en otros sitios como una capa de seguridad para evitar situaciones problemáticas (al menos, en primera instancia). El hecho de prescindir de ella abona el campo para que los más inescrupulosos se dediquen a enviar mensajes a todo usuario que puedan para ver si alguno cae en sus redes. Y he empleado el masculino por generalizar, pero lamentablemente sabemos que quienes más sufren estas situaciones son mujeres.

Eventos y grupos que nos pueden interesar

Adicionalmente, también se nos mostrarán sugerencias de eventos y grupos relacionados con nuestros intereses. Cuando desbloqueemos un evento (parece que esa será la única opción disponible; nada de «me interesa» o «asistiré»), podremos ver los perfiles de las personas que también lo hayan hecho. De esto se deduce que ellos también podrán ver el nuestro. La idea es que estos eventos sirvan como «detonantes de conversación».

¿Para cuándo?

No dieron fecha de lanzamiento, solo el clásico «Soon» («Pronto»), lo cual puede significar mañana mismo como dentro de 6 meses o más. De todas formas, tampoco será mañana pues la fase de pruebas no comenzará hasta dentro de poco. Tampoco especificaron si el lanzamiento será global, solo para Estados Unidos o si será escalonado.

Pensado para accionistas y jóvenes

Aquí ya vamos con una interpretación personal: la aparición de esta funcionalidad puede interpretarse que va tras dos objetivos. El primero, impulsar el valor de las acciones al decirles a los inversores que contarán con una nueva vía de recolección de datos (lo cual incrementa su valor), una nueva forma de retener usuarios y una nueva manera de mostrar publicidad. Y al parecer, esto les ha funcionado. Además, dado lo lucrativo que puede ser el sector de las citas y dados los antecedentes de «arrollamiento» de Facebook de la competencia (sí, estoy mirando a Snapchat), el impacto del anuncio de la funcionalidad se notó especialmente en Match Group (dueños de Tinder): sus acciones cayeron un 20%.

El segundo objetivo puede estar buscando retener a los usuarios jóvenes, que huyen de Facebook en masa hacia otros pagos (sobre todo en Estados Unidos). Aunque pensada para usuarios de todas las edades, y por mucho que Zuckerberg insista en que está pensada para fomentar la creación de relaciones largas, el sector de las citas electrónicas tiene mucho predicamento entre el segmento más joven del mercado.

Hasta que «Dating» no sea lanzado, no se podrá juzgar adecuadamente. Sin embargo, el anuncio mismo fue visto con escepticismo debido que se consideró simplemente una nueva forma de recopilar datos y, sobre todo, una intromisión más de la red social en otra parcela de nuestras vidas. A pesar de ello, habrá que ver qué ocurre en realidad cuando se estrene. Es de prever un éxito fulgurante, para que engañarnos.