Comparte esto:

Aunque para los conocedores del mundo de la tecnología, el concepto de neutralidad de la red es sencillo de comprender, es necesario admitir que para el público en general puede sonar confuso. Esto se hizo patente en especial en Estados Unidos a raíz de la derogación de la regulación en favor de ella, por lo que Internet se llenó de explicaciones de todo tipo acerca de que es esta neutralidad y de las implicaciones de la derogación llevada a cabo por el gobierno Trump.

Una de las explicaciones más ingeniosas ha venido recientemente desde un sitio inesperado: Burger King. La famosa cadena de comida rápida publicó un vídeo en el que explicaban las implicaciones de la derogación hecha en diciembre por la FCC mediante lo que ya se ha dado en denominar como «experimento social». Solo que en vez de hacerlo con dibujitos o animaciones, lo hicieron con hamburguesas en sus propios locales.

Este vídeo sigue la línea de otro anterior dedicado al bullying que fue un éxito en las redes sociales. Y aunque juega con otras emociones, tiene el mismo propósito, concientizar, y su metáfora deja claras como se pueden poner las cosas en la Internet del país del norte.

En uno de sus locales, implementaron un sistema de venta y entrega de pedidos metafóricamente similar a lo que puede ocurrir en EE. UU. con Internet ahora que ya no se aplica la regulación en favor de la neutralidad de la red. Así, los empleados brindaban dos opciones: una en la que se les cobraba a los clientes más por su Whopper para poder recibirlo con «más» rapidez (o sea, a la velocidad normal que esperamos todos en un restaurante de este tipo), y otra en la que, por el precio normal, debían esperar más tiempo por su pedido. En esta, los empleados de Burguer Kings ralentizaban de manera intencional el servicio. O sea, que se quedaban con la hamburguesa en la mano hasta que llegaba el momento de dártela.

hamburguesa precios

Para hacer que la metáfora sea más acertada y clara, se emplea una una tabla de precios en los que la velocidad se mide en MBPS, solo que aquí no significa aquello a lo que estamos todos acostumbrados (megabits por segundo) sino «hamburguesas por segundo» («Making Burguers Per Second»).

Como se puede ver en el vídeo, las reacciones de todos los participantes (aunque bien se podrían denominar como «afectados») son de todo tipo menos amables. Se ve mucha frustración, mucha hostilidad e, incluso, algo de agresividad al intentan arrebatar el pedido de las manos del empleado que lo retiene.

Fernando Machado, director de marketing global de Burger King, dijo acerca del vídeo que «Creemos que Internet debería ser como los restaurantes Burger King, un lugar que no prioriza y da la bienvenida a todo el mundo. Por eso creamos este experimento, para llamar la atención sobre los efectos potenciales de la neutralidad de la red».