Comparte esto:

Existen muchos clubs privados en el mundo, a cual más exclusivo. Pero entre ellos destaca uno, situado en New York, que cuenta entre sus miembros con grandes personalidades de todo tipo de industrias, incluida la tecnológica: se trata del club CORE:.

Lo que hace particular al club CORE: es su planteamiento. Según declaró su fundadora, Jennie Enterprise, pretende ser «el anticlub». No se trata solamente de un sitio donde jugar squash y ver a los conocidos, sino que es un sitio donde los millonarios pueden gestionar el «negocio de la vida».

En Business Insider consiguieron entrar para conocer su interior, así que vamos a ir de su mano para ver que secretos que esconde, los cuales no están precisamente al acceso de todo el mundo.

Qué es el club CORE:

cuarto con muebles

El club CORE: está ubicado en el centro de Manhattan (New York), tan cerca de la Quinta Avenida, Grand Central y Rockefeller Center que es posible ir hasta allí a pie desde esas localizaciones. Al estar en las cercanías de docenas de oficinas centrales corporativas, se convierte en un lugar perfecto para los socios del club.

Como hemos dicho, es un lugar muy exclusivo. Principalmente porque no está al alcance de cualquiera pagar los precios para formar parte de él. Primero, la cuota de inscripción es de $50 mil. Y una vez sorteado este obstáculo, la pertenencia exige $17 mil anuales. En la actualidad, el club cuenta con alrededor de 1.400 socios.

Fue abierto en 2005 y, a diferencia de la mayoría de los clubes sociales, CORE: no tiene un código de vestimenta y los celulares están permitidos. Según explicó Enterprise a Business Insider, la idea detrás de CORE fue «crear un negocio alrededor de la gente que cambia el mundo».

Instalaciones llenas de arte

La entrada, que está metida en un edificio, contiene una selección rotativa de arte contemporáneo realizada por expertos, como la columnista del New York Times Bee Shapiro entre otros. Y es que el arte es una piedra angular del CORE:. Fue curado desde el principio por la empresaria del mundo del arte Yvonne Force y su esposo, el artista Leo Villareal, diseñó la instalación lumínica del ascensor.

Pasillo

Precisamente junto a los ascensores, se pueden encontrar iPads en los que se enumeran los próximos eventos del club y varios beneficios de membresía ofrecidos por empresas asociadas como Bulgari Hotels, YachtLife y la compañía de aviación privada Wheels Up. Brindar información acerca de los eventos es importante para el club, pues se celebran más de 350 al año.

En las instalaciones del CORE: se encuentra un restaurante y un bar. Junto al primero, hay una terraza donde se puede almorzar y en la cual también se celebran eventos. Según comentó el miembro del club Josh Schiller, socio de Boies Schiller Flexner LLP, el restaurante siempre está lleno de gente que tiene «almuerzos de negocios poderosos».

mesas

La consideración artística también se refleja en el restaurante y en el bar. Según explicó Enterprise, la curación de gama alta es clave para atraer a los miembros. Casi todas las obras de arte del local cambian cada pocos meses, contó Greta Giordano, directora de experiencia de los socios del club y que ha trabajado allí desde que se abrió. Aunque hay excepciones, como «Inundación», el cuadro rojo del pintor Barnaby Furnas, que es una de las pocas que nunca cambia.

imagen04

En cuanto al restaurante en sí mismo, fue diseñado originalmente por el famoso chef Tom Colicchio. No hace mucho, el chef italiano Davide Venturini se hizo cargo de la cocina después de que hubiese sido dirigida durante años por el chef francés Bernard Liberatore.

Cuidando la mente

El CORE: alberga en su interior una biblioteca en la que los miembros celebran reuniones de negocios, trabajan o simplemente leen el periódico o algún ejemplar de la selección de libros comisariada por Lea Carpenter, novelista y ex editora de la revista Paris Review. Por si acaso, hay 2 computadoras disponibles para uso general e imprimir, aunque al parecer se trata tan solo de equipos para emergencias, por decirlo así.

cuadros

En cuanto a las obras que cubren las paredes de la biblioteca, esta ha sido comisariada por separado del resto del club. Las piezas de la siguiente imagen fueron seleccionadas por Caroline Taylor, curadora especializada en artistas emergentes.

imagen06

A la izquierda está una pintura acrílica sin título de Jeremy Deprez, cuyas pinturas y esculturas a menudo recuerdan a objetos cotidianos de su entorno inmediato como una camisa de hombre. A la derecha hay una pieza del artista Brian Belott que mezcla collage, pintura y escultura. Las piezas absurdas de Belott han aparecido en el Museo de Arte Moderno (el MoMA), así como en numerosas galerías.

Al final de un pasillo que sale de la biblioteca hay un espacio privado que los miembros pueden reservar y que ha sido recientemente renovado. Según dijo Enterprise, la privacidad es un valor central del que «estamos muy orgullosos y somos muy protectores», a lo cual añadió que nadie filtra información sobre los acuerdos o reuniones que se celebran en el club.

mesa de reuniones

Cuidando la salud y el aspecto

Como es de esperar en un club de estas características, también se cuenta con un gimnasio. No es nada extravagante, pero es tranquilo y tiene todo lo necesario. El club también ofrece sesiones con My30Minutes, un traje de cuerpo completo que usa estimulación eléctrica para maximizar los entrenamientos.

cuarto

El vestuario de hombres tiene 45 casilleros para uso diario y CORE anima a que dejen allí una bolsa con su ropa de gimnasia. Cuando terminan de hacer ejercicio, se les lava la ropa y la tienen lista para la siguiente vez que acudan. También tienen una sala de vapor y sauna, así como tres duchas con todo lo necesario. El vestuario de mujeres tiene instalaciones equivalentes.

imagen09

En los vestuarios hay todo tipo de productos faciales, de afeitado o de belleza. Si un miembro en particular tiene un producto favorito, puede estar seguro de que estará allí cuando esté en el club. Y es que CORE: tiene un programa de «inteligencia» que utilizan para «comprender a los miembros a todos los niveles», según Enterprise. Esto significa construir una base de datos de las preferencias, afiliaciones sociales, familiares, negocios y aficiones de cada miembro para que «se sientan como las personas más importantes del mundo».

baño

También se cuenta con peluquerías tanto para hombres como para mujeres. Ambas están dirigidas por el estilista Paul Labrecque y ofrecen un servicio completo de peluquería, maquillaje, uñas y cuidado de la piel. La de la imagen es la de hombres. La de mujeres es un poco más grande y elaborada.

cuarto con decoración

No muy lejos de allí queda el llamado Instituto de Skinovación, fundado por Dangene Enterprise, la esposa de la fundadora de CORE:. El Instituto es «como la Clínica Mayo de belleza», dijo Enterprise, que lo describió como una mezcla entre un consultorio médico, un spa y un gimnasio que usa una variedad de equipos de última generación, desde LEDs de grado médico hasta microdermabrasión para quitar «cualquier cosa marrón, roja, rugosa o venosa con la que no hayas nacido». El Instituto es la única parte del CORE: que está abierta al público.

Cama

Conociendo a líderes

Adicionalmente a lo que hemos visto hasta ahora, el club cuenta con cuatro apartamentos que los miembros pueden alquilar según sus necesidades.

Sala

Y, aunque el arte inunda todo el lugar, hay una galería cercana al vestíbulo en el que, aparte de los artistas traídos por varios curadores, a veces se exhiben las extensas colecciones privadas de los miembros del club.

Cuarto de espera

Y para terminar, hay que mencionar el auditorio. En él, la mayoría de las noches los anfitriones conversan con líderes de diferentes campos, desde el financiero hasta el literario, o con estrellas del mundo del arte o de los medios de comunicación, como la corresponsal de NBC News Katy Tur, la artista Ai Wei Wei Wei, y el ganador del Premio Nobel Muhammad Yunus.

Varias personas

Por ejemplo, la noche en la que estuvieron allí la gente de Business Insider, la presentadora de Fox Business Liz Claman entrevistó a Denise Shull, la «mujer que susurra a los fondos de inversión». Shull trabaja con los administradores de dinero de Wall Street para ayudarles a superar las caídas de rendimiento y las crisis de confianza, y fue la inspiración del personaje de Wendy Rhoades en la serie de Showtime «Billions», una serie altamente recomendable.

A lo largo del próximo año, desde CORE: planean abrir localizaciones adicionales en el centro de Manhattan y Milán, Italia. El «modelo 2.0» de CORE:, según Enterprise, tendrá más suites para socios y opciones adicionales de alimentos y bebidas.