Samsung se burla directamente del iPhone X

celular appple

La relación entre Apple y Samsung puede definirse como complicada. Y eso como poco. Desde hace tiempo, los coreanos se han erigido como la competencia directa de los de la manzana pero, a la vez, siguen siendo parte fundamental de la cadena de suministro de los dispositivos móviles de Cupertino.

Esto último no impide que entre ambas compañías estén enzarzadas en una guerra de patentes y que, a la menor ocasión, se ataquen la una a la otra. Al fin y al cabo «business is business». Pero estos ataques no son solo legales, sino también publicitarios, sobre todo por parte de Samsung, que recientemente ha lanzado uno en el cual se burla sin ningún tipo de restricción del iPhone en general y el iPhone X en particular.

El protagonista del vídeo es un usuario de iPhone y, en menos de un minuto, se da un repaso por su vida en relación al teléfono de Apple desde el momento en que adquiere el primer modelo en 2007. Y claro, como la historia la cuenta Samsung, es una vida repleta de inconvenientes digitales.

Por ejemplo, el usuario de Apple se encuentra con que en 2010 se quedaba sin espacio para fotos, o que en 2013, su novia, una afortunada usuaria de un equipo Samsung, anota con más rapidez que él su número de teléfono gracias a su stylus. Es más: cuando ambos caen a un lago, el Galaxy S7 de ella sobrevive sin problemas mientras que él debe meter su iPhone 6S en un tazón lleno de arroz esperando que el celular supere este trance.

Y claro, no puede faltar el pinchazo en relación al conector de audio, resaltando la cara de extrañeza del protagonista al sacar el adaptador del iPhone y mostrando luego como escucha música de manera un tanto… incómoda, con varios adaptadores conectados.

El final, pues previsible, que para algo es un anuncio: el protagonista se pasa a Samsung, concretamente a un Note 8. Y como cierre, camina por delante de la fila de una Apple Store, donde cruza miradas con un personaje con un corte de pelo bastante peculiar y, sin ninguna duda, nada inocente: con forma de la pestaña superior con sensores que preside la pantalla del iPhone X.

Realizado con buena factura, el anuncio es llamativo no tanto por el descaro con el que se ataca Apple, que también, sino por conservar una cierta sutileza al hacerlo que hasta incluso está un poco cargada de altivez… pero sin pasarse.

¿Se le ha ido la mano a Samsung? Dependiendo de qué teléfono prefieras, seguro que piensas de una forma de otra. Pero para lo juzgues a cabalidad, te dejamos aquí el vídeo completo del anuncio: