Inteligencia artificial es mejor que doctores para diagnosticar cáncer de piel

Comparte esto:

Siempre se ha hablado de la importancia que tiene la aplicación de la Inteligencia artificial en el campo de la salud. De manera continua, se hacen pruebas y estudios al respecto, y uno de los más recientes corrobora esta importancia al probar la idea de que puede contribuir a mejorar los diagnósticos médicos.

En este estudio, se puso frente a frente a, por un lado, un algoritmo computarizado bien afinado y, por otro, 58 dermatólogos. El objetivo: ver quien era mejor a la hora de diferenciar los melanomas de los lunares. El resultado: que el algoritmo fue más preciso, pasando por alto menos melanomas y alcanzando menos probabilidades de diagnosticar erróneamente un lunar benigno como un cáncer.

Así fue el estudio

Los dermatólogos seleccionados provenían en total de 17 países diferentes y más de la mitad tenía más de 5 años de experiencia y eran considerados como de nivel experto. Primero, los médicos examinaron 100 imágenes dermatoscópicas de melanomas o lunares inofensivos. 4 semanas más tarde, observaron esas imágenes y recibieron más información sobre las pacientes, como la edad y la posición de la lesión en el cuerpo. Esto servía para reflejar con más precisión la forma de trabajar de los médicos en el «mundo real».

En la primera fase, los médicos detectaron con precisión los melanomas en promedio casi el 87% de las veces e identificaron correctamente los lunares alrededor del 71% de las ocasiones. Sin embargo, la computadora lo hico mejor: cuando se afinó para tener el mismo nivel de precisión que los médicos en la detección de lunares benignos, la computadora detectó el 95% de los melanomas.

Los médicos aumentaron su precisión cuando tenían información sobre los pacientes. Detectaban el 89% de los melanomas e identificaban con precisión los lunares benignos alrededor del 76% de las veces. Pero, otra vez, la computadora los superaba: Con el mismo nivel de precisión para detectar el melanoma, la computadora diagnosticó correctamente alrededor del 83% de los lunares.

No, los médicos no serán sustituidos por máquinas

El estudio fue realizado por un equipo proveniente de Alemania, Estados Unidos y Francia. Según explicó el Dr. Holger Haenssle, de la Universidad de Heidelberg en Alemania y líder de la investigación, esto no significa que los médicos vayan a ser reemplazados en el futuro por una máquina, sino más bien que podrán usar la IA como una herramienta importante precisamente para mejorar su trabajo.

«En el futuro, la IA podría ayudar a los médicos a centrarse en las lesiones cutáneas más sospechosas», señaló Haenssle. Por ejemplo, un paciente puede hacerse una fotografía de cuerpo entero para que luego esas imágenes sean interpretadas por un algoritmo. «En el siguiente paso, el médico puede examinar solo aquellas lesiones etiquetas como “sospechosas” por la computadora».

Como señaló la Dra. Mary Stevenson, profesora asistente de dermatología en el Centro Médico Langone de la Universidad de Nueva York y que no participó en el estudio pero coincidió en la apreciación de Haenssle acerca del potencial de la IA como herramienta, todavía quedan preguntas por responder. Por ejemplo, este estudio se enfocó solo en la diferenciar el melanoma de los lunares benignos, pero en el diagnóstivo del cáncer de piel hay más elementos en juego.

Mientras tanto, en algunas partes de Alemania, los médicos ya están utilizando el algoritmo probado en este estudio, a través del software vendido por la empresa FotoFinder Systems GmbH. Es de esperar que a medida que se vaya probando su efectividad en el día a día, su uso vaya extendiéndose a otros países.