Comparte esto:

Está claro que la tendencia de moda en el mundo de la tecnología es la inteligencia artificial. Las principales empresas están poniendo toda la carne en el asador para desarrollar sus propios sistemas y la competencia se está haciendo cada vez más dura. Esto provoca que cada vez con más frecuencia se hagan anuncios espectaculares como el que nos ocupa en esta ocasión y que viene de la mano del Alibaba Group Holding Ltd.

Lo que hicieron en Alibaba fue poner a prueba su modelo de red neuronal profunda. Para ello, la IA debía responder con exactitud a un cuestionario de más de 100 mil preguntas. Dicho cuestionario se considera uno de los indicadores de lectura automática (entendido esto como lectura realizada por una máquina) más acreditados del mundo.

¿El logro? Pues que el modelo desarrollado por el Instituto de Ciencia de Datos de Tecnologías de Alibaba alcanzó una puntuación de 82,44, quedando unas décimas por encima de los 82,304 puntos que obtuvieron los seres humanos con los que la máquina se enfrentaba.

En realidad, no se trata de una puntuación que no haya logrado una máquina antes. Microsoft ya lo hizo, consiguiendo 82,650 en la misma prueba. Pero, aquí viene el matiz en el que se apoyan desde Alibaba para sacar pecho, los resultados se alcanzaron un día después del tiempo que le tomó a la máquina de la empresa china.

Lo que se conoce como «procesamiento de lenguaje natural» lo que hace básicamente es imitar la comprensión humana de palabras y oraciones. El cuestionario empleado, que proviene de Stanford, está basado en más de 500 artículos de la Wikipedia y se ha diseñado de forma que sirva para determinar si los modelos de aprendizaje automático (o sea, el aprendizaje de una IA) pueden procesar grandes cantidades de información antes de proporcionar respuestas precisas a las consultas.

Según explicó Luo Si, científico jefe para el procesamiento de lenguaje natural en el instituto Alibaba, «esto significa que preguntas objetivas como “qué causa la lluvia” pueden contestarse ahora con una alta precisión por medio de una máquina. La tecnología subyacente puede aplicarse gradualmente a numerosas aplicaciones, como el servicio al cliente, los tutoriales de museos y las respuestas en línea a las consultas médicas de los pacientes, reduciendo la necesidad de aportaciones humanas de una manera sin precedentes».

Cabe indicar que con su trabajo, Alibaba se suma a una carrera en la que tiene como rivales en China a Tencent Holdings Ltd. y Baidu Inc. Todas estas empresas buscan desarrollar la inteligencia artificial de manera que se puedan enriquecer los medios de comunicación social, dirigir mejor anuncios y servicios e incluso ayudar en la conducción autónoma, que no viene a ser otra cosa que una rama más de la IA. Desde Beijing, esta es una carrera que ven con buenos ojos: el gobierno ha aprobado la tecnología en un plan a nivel nacional que emplaza a las empresas a conseguir que el país se convierta en el líder en la industria en 2030.