Galaxy X: detalles conocidos de la tableta que se dobla de Samsung

Comparte esto:

Las pantallas flexibles son algo en lo que se viene trabajando ya desde hace varios años, pero hasta ahora ninguno de los grandes fabricantes han terminado de atreverse a introducirlas en sus productos. Sin embargo, hay uno que podría estar a punto de dar este paso: Samsung.

Los rumores acerca de un teléfono plegable procedente de esta empresa llevan circulando un tiempo, y han vuelto a sonar con fuerza a raíz de una publicación en el sitio de noticias coreano The Bell. En ella, en principio se confirman algunos datos acerca del dispositivo, el cual podría estar listo para el año que viene.

3 paneles para poder usarlo plegado

samsung-patente

Este celular de Samsung ha sido apodado hasta ahora como Galaxy X o «Treble Eight». Se trataría de un teléfono plegable formado por 3 paneles OLED de 3,5 pulgadas. Uno de ellos, serviría para usar el equipo cuando está plegado, mientras que los otros 2 formarían una sola pantalla de 7 pulgadas al desplegarse.

Anteriormente, este terminal era denominado como Proyect Valley como nombre de trabajo. Sin embargo, en The Bell afirman que esto ha cambiado y que ahora el nombre en código es «Winner». Esta modificación es más que una anécdota: puede significar que el teléfono esté más cerca de hacerse realidad. De hecho, algunos rumores apuntan a que este Galaxy X «Ganador» se mostrará en el Mobile World Congress de febrero de 2019.

Al margen de estos datos, para saber cómo funcionará el equipo, por el momento toca fijarse en una patente presentada por Samsung. Según cuentan en Patently Mobile, el usuario puede tocar un icono en el área del borde del teléfono para que una aplicación se abra cuando el dispositivo se haya desplegado. También se mostrarían múltiples perfiles de usuario en el borde, lo que permitiría a varios usuarios introducir contraseñas para acceder a la información.

Ya se habrían visto prototipos

Cabe decir que, aunque Samsung ha llevado con cierta discreción el desarrollo de este dispositivo, tampoco ha hecho muchos esfuerzos por ocultar lo que estaba haciendo. La información que se conoce se ha ido recopilando de diferentes fuentes, algunas incluso oficiales, como por ejemplo los propios informes financieros de la compañía: en el de finales de 2017, se mencionaban varias veces las pantallas flexibles y plegables; de hecho, se decía que la intención de la empresa es «diferenciar sus smartphones mediante la adopción de tecnologías de vanguardia, como las pantallas plegables OLED».

La primera vez que se supo acerca de este desarrollo por parte de los surcoreanos fue cuando presentaron en el CES 2013 el concepto de una pantalla plegable. Al año siguiente, también en el CES, mostraron su primer prototipo de teléfono plegable en una reunión privada. Y, al parecer, el Galaxy X ya ha sido visto también en un evento privado en el último CES, el de 2018.

De todas formas, Samsung está siendo muy cuidadosa en este tema. Seguramente, no las tienen todas consigo respecto a la recepción de un equipo de estas características por lo que se están esforzando mucho en refinar su producto. Esto se desprende por las diferentes informaciones acerca de una gran producción de prototipos (se habla de entre 2 mil y 3 mil) para ir tanteando antes de pasar a la fabricación del producto final, lo cual se daría en el caso de que dichos prototipos acertasen con su propuesta.

¿Tendremos entonces Galaxy X el año que viene? A juzgar por todo lo que acabamos de contar, parece que las posibilidades van en ese sentido. Sin embargo, tratándose de un modelo tan peculiar, es lógico que en la empresa vayan con pies de plomo. Así que, como sucede en casos de este tipo, solo nos queda esperar y ver que pasa.