Comparte esto:

El acceso a Internet está considerado como un derecho humano por parte de las Naciones Unidas. Sin embargo, y aunque la población conectada ha ido en aumento en todo el planeta, las diferencias de precios por conexión de alta velocidad dificulta la posibilidad de ejercer este derecho según donde nos encontremos.

Según un estudio realizado por BDRC Continental y Cable.co.uk durante entre agosto y octubre de 2017, los precios de la banda ancha a nivel mundial difieren mucho entre los 196 países que se han estudiado. El país más caro del mundo para conectarse es Burkina Faso. Allí, hay que pagar casi mil dólares mensuales por Internet. Con un población de alrededor de 18 millones de habitantes, es lógico que menos del 10% de la población de este país de África Occidental tenga acceso a la red de redes.

La segunda banda ancha más cara está en Papúa Nueva Guinea. Aunque el precio es considerablemente inferior al de Burkina Faso, ya que se acerca a los $600 mensuales, el elevado costo hace que compartan el mismo porcentaje de población con acceso a Internet, el 10%.

En general, donde no debes resulta conveniente ir en busca de conectividad al acceso de la mano es a los países del África subsahariana, pues casi todas las 31 naciones de la región están entre las más caras del mundo.

Ahora bien, si quisieras mudarte al sitio donde Internet sea más barato, ¿dónde deberías ir? Pues a Irán, donde no llega a $5 mensuales. De todas formas, con precios tan bajos, en aquel país solo usan la red el 40% de la población.

Si Irán no es lo tuyo, puedes irte a Ucrania, donde el precio se acerca a $6 mensuales. Y si no te sientes cómodo allí, siempre puedes dar el salto a Rusia, donde sube un poco más: $10 mensuales.

En Ecuador y América Latina

Cabe señalar que revisar los datos del estudio resulta un tanto confuso ya que quien se encargó de clasificar los países por regiones necesita con urgencia una clase de geografía, pues colocó a Ecuador y Bolivia en América Central.

Una vez que se solventa este problema, se puede ver que, de la lista 196 países, Ecuador se encuentra en el puesto 106, con un promedio de precio poco más de $62, desvelándose así como el segundo país con la conexión más cara de sudamérica, solo por detrás de Bolivia, donde cuesta algo más de $81 mensuales. En la región, el país más barato es Argentina, con un precio promedio de algo más de $27.

Ya a nivel latinoamericano, Argentina sigue siendo el país con la conexión más barata, seguida muy de cerca de México por tan solo unos centavos de diferencia, ya que se acerca más a los $28 que a los $27. El país de América Latina más caro sería Panamá, donde la conexión supera los $112 mensuales.

Menos de la mitad del planeta está conectado

Mientras que el uso de Internet se ha disparado en los últimos años, más de la mitad de la población mundial, un 53,9%, todavía no tiene acceso a la red. Las razones de ello son variadas. En algunos sitios se se debe a la falta de electricidad y otras infraestructuras básicas, pero en otros lugares simplemente no es asequible para la gran mayoría de la gente, como acabamos de ver con las cifras expuestas.

El acceso universal y asequible a Internet forma parte de los Objetivos de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas, y los gobiernos, las empresas, las organizaciones locales e internacionales y los miembros de la sociedad civil están trabajando para conseguir que más personas se conecten a Internet. Sin embargo, queda mucho por hacer. Para empezar, no sería mala idea bajar los precios y subir las velocidades, desde luego.