Comparte esto:

Desde hace unos meses, Apple está desarrollando un proyecto estrella. Y no porque esté preparando el que será la «estrella» de sus productos, sino porque tiene ese nombre: «Star». Todavía no se sabe a ciencia de que se trata (o al menos, no del todo), pero es posible que el modelo que han desarrollado, de nombre en clave N84, se lance junto con los nuevos iPhones de este año.

Según cuentan desde 9to5 Mac, que afirman haber seguido la información sobre este proyecto desde hace varios meses con fuentes provenientes de la cadena de suministro, este dispositivo se encuentra en fase de prototipo, el cual está siendo fabricado por Pegatron. Este fabricante chino también fabrica otros dispositivos iOS para Apple y un pequeño número de unidades han sido enviadas a Cupertino para que sean probadas. Al parecer, estos prototipos están en producción desde al menos enero de este año.

En base a las informaciones suministradas, este N84 cuenta con procesador ARM, pantalla táctil, ranura para tarjetas SIM, GPS y brújula. Es resistente al agua y funciona con EFI, el sistema de arranque de los Macs. A partir de aquí, en la publicación especularon acerca de qué tipo dispositivo podría tratarse, pues al parecer está clasificado como una nueva familia y funciona con un derivado de iOS.

Y entonces, entró en acción Mark Gurman desde Bloomberg y vía Twitter:


Un iPhone X más barato

Según Gurman, Apple planea poner este año en el mercado 3 iphones: uno de gran pantalla, otro del mismo tamaño que el iPhone X actual y un tercer modelo de costo inferior que conserve algunas de las funciones clave del teléfono insignia. Este último sería el que se corresponde con el producto N84.

Por lo visto, la decisión de Apple de fabricar un equipo más barato es debido a que los actuales iPhone 8 de nivel básico se parecen demasiado al iPhone 6, que fue introducido en 2014. Con sus gruesos biseles y la carencia de pantallas de borde a borde, son celulares que parecen anticuados si se los pone junto al iPhone X o a los últimos teléfonos de Samsung.

Esto ocasiona que resulten poco atractivos para los usuarios. De ahí que este nuevo iPhone vendría también con la misma pantalla de borde a borde que el iPhone X, solo que en este caso sería LCD. Además, también incluiría Face ID, deshaciéndose también aquí de las huellas dactilares.

No es la primera vez que Apple ha intentado vender teléfonos más baratos. En 2013, lo intentó con el iPhone 5c, con cuerpo de policarbonato y varios colores. Pero cuando los clientes se dieron cuenta de que, por tan solo $100 más, podían comprar un 5s con cuerpo de aluminio, mejor cámara de vídeo y sensor de huellas, el modelo dejó de verse interesante y la compañía lo descontinuó con rapidez.

Ahora, la estrategia es diferente: abaratan los costes con un chasis más económico pero incluyen algunas de las características que más llaman la atención: la pantalla borde a borde y Face ID. Al menos sobre el papel, esta fórmula es más prometedora y se podría decir que es muy posible que les salga bien.

Esperar para ver

Entonces, ¿qué es el proyecto Star? ¿Es lo que dice Gurman o tan solo es algún tipo de experimento que están realizando en Apple y que no verá la luz hasta dentro de un tiempo?

Dada la reputación de que goza Gurman, lo cierto es que tiene toda la pinta de que Star sería ese nuevo iPhone X económico del que habla. No es la primera vez que este hombre da a conocer información que termina siendo confirmada por el mismo Tim Cook sobre el escenario de una keynote.

Ahora, dando esto por bueno, habrá que ver que tan «económico» es este X «barato», que ya sabemos que en Cupertino no son aficionados a los precios bajos. Pero esto, y más detalles, no los conoceremos hasta este mes de septiembre, cuando se realice el lanzamiento y el señor Cook nos cuente todos los detalles.