Comparte esto:
iworks-actualizacion

Si hay un producto dominante en el terreno de la ofimática ese es Microsoft Office. Ninguna de las alternativas existentes, ya sean de pago o gratuitas, ha conseguido hacerle sombra a la suite de los de Redmond. Ni siquiera iWork, la opción de Apple solamente disponible para Mac y iOS.

Sin embargo, iWork siempre ha tenido un cierto nivel de aceptación bastante significativo entre los maqueros, especialmente entre aquellos que no requieren de funcionalidades avanzadas sino de un producto competente que aporte sencillez y facilidad de manejo. Es por ello que desde Apple siguen dándole continuidad a su suite.

Recientemente, iWork recibió una importante actualización que vino cargada de novedades. Ahora bien, ¿suficiente como para mirar cara a cara a Office? Sí, es cierto: para hacerlo hay que tener en cuenta otros factores además de las meras funcionalidades. Pero aún así, repasemos lo nuevo que trae para ver si podría hacerlo.

A pesar de que cada programa que integra la suite ha recibido sus propias características nuevas, hay cinco que son comunes a los tres (Keynote, Pages y Numbers):

  • Incorporación de una biblioteca de más de 500 formas «dibujadas profesionalmente»
  • Respuesta a comentarios e incorporarse a conversaciones anidadas
  • Autocorrector mejorado y nuevas opciones de reemplazo de texto
  • Soporte mejorado para idiomas hebreo y árabe
  • Las funciones de Stock y Moneda ahora devuelven datos obtenido del cierre de la bolsa del día anterior.

De forma separada, tenemos que Keynote ha recibido la posibilidad de hacer scroll a cualquier parte con nuevas opciones de panorámica y zoom junto con la edición de las notas del presentador mientras se muestran las diapositivas en la vista «Light Table».

Por su parte, Pages ahora permite incluir cajas de texto enlazadas de manera que el texto fluya con facilidad de una parte a otra; exportación de documentos como libros EPUB con formato fijo ; y posibilidad de cambiar los márgenes, cabeceras, pies y tamaño de papel cuando se está trabajando en documentos colaborativos.

Y para terminar, Numbers es el que menos novedades recibe, aparte de las cinco comunes: solo incorpora soporte para previsualización al imprimir en las hojas de cálculo colaborativas.

A pesar de su potencia y de estas novedades, iWork sigue quedándose a cierta distancia de Office, al menos en lo que se refiere al terreno profesional. Y a menos que de el salto a Windows, cosa muy pero que muy improbable, seguirá quedándose acotado en el campo de los usuarios de Mac.

Ahora bien, lo cierto es que como opción para aquellos que no necesitan una suite profesional en el día a día, iWork es una excelente opción. Sí, la comparación con Office es un poco tramposa, no lo neguemos, pues al fin y al cabo no apunta al mercado empresarial como hace Microsoft, sino solo busca cubrir las necesidades de ese nicho que queda fuera de la oficina. Y sí, en ese sector, iWorks cumple igual o mejor que Office.