Pan: nuevas fotos de esta rarísima luna de Saturno

Comparte esto:
pan-luna-saturno

La luna Pan, que orbita alrededor de Saturno, es realmente extraña. Es dudoso que su nombre provenga precisamente de que parece un pan, sino más bien del semidios Pan de la mitología griega, pero que parece un sanduche de jamón, lo parece; eso no se lo quita nadie.

Esto de buscarle parecidos a esta luna no ha sido una ocurrencia mía, sino que empezó a extenderse a partir de que se hicieron públicas las fotografías tomadas por la sonda Cassini a mediados de marzo. Y es que su aspecto es raro para ser una luna, sobre todo cuando la imagen que tenemos de estos satélites es más bien redondeada.

La misma directora del proyecto Cassini, Carolyn Porco, reconoció en Twitter que cuando vio las fotos por primera vez, pensó que eran una representación hecha por un artista. Y luego añadió Yo también pensé cuando vi estas fotos, que deben ser una representación de un artista y no imágenes reales. Y luego añadió: «¡Sí son reales! La ciencia es mejor que la ficción».

Esa «cresta» que se puede apreciar en la luna (lo que sería el jamón del sándwich, vamos) y que parece que abarca toda su circunferencia de unos 14 kilómetros de ancho, se formó por la extraña interacción de la gravedad en la parte del espacio que ocupa Pan. Por cierto, que esa «cresta» o «jamón» se conoce de manera técnica como protuberancia ecuatorial de acreción.

Un estudio publicado en 2007 sugiere que esta protuberancia se formó a partir de partículas de los anillos de Saturno que cayeron sobre la superficie de la luna Pan, reuniéndose alrededor de su ecuador. Pero Pan no está sola en Saturno en cuanto a crestas: Atlas, otra luna de este planeta, tiene también una similar.

La sonda Cassini está muy cerca del final de su misión de más de 10 años en la que tenía que explorar Saturno y muchas de sus 53 lunas conocidas. Llegó allí en 2004 y terminará la misión en septiembre, que será cuando hará un choque planeado en la atmósfera del planeta, ardiendo en el proceso.

Hasta que esto suceda, la sonda seguirá enviando más imágenes de Saturno y de sus lunas, y quién sabe si se producirán descubrimientos tan llamativos como este «sánduche de jamón» espacial.