Comparte esto:

El pasado miércoles 13 de julio se abrieron las oficinas y empezó a operar en Ecuador el servicio de transporte personal Cabify, concretamente en Quito y Guayaquil. Si eres habitual de las redes sociales, es posible que te hayas encontrado a usuarios hablando de él.

Aunque no es el primer servicio de este tipo que opera en el país, sí es cierto que su propuesta es diferente al de resto de opciones existentes. Es por ello que, a continuación, queremos contarte lo que necesitas saber para poder usarlo: cuáles son esas diferencias con otros servicios, cómo se utiliza, cuáles son sus tarifas y cómo es la experiencia de usarlo.

¿Qué es Cabify?

cabify-diferencias

Cabify es un servicio de transporte puerta a puerta similar a un taxi, aunque, como decimos, existen diferencias entre ambos un tanto sustanciales. Las principales son las siguientes:

– Solo se pueden solicitar vehículos a través de una aplicación para iOS o Android o desde su web.

– Los pagos solo se realizan por medio electrónico, ya sea con tarjeta de crédito o PayPal. No se admiten pagos en efectivo.

– Sus tarifas son fijas y cobran por kilómetro recorrido en lugar de por tiempo, de manera que los atascos no significarán un incremento del coste del trayecto.

Admiten reservaciones, con lo que puedes realizar el pedido de tu vehículo con antelación a la hora en la que debes salir.

– Sus autos están asegurados con seguros de pasajeros y de responsabilidad civil.

– Los conductores van uniformados con terno, camisa y corbata, y han pasado por un proceso de selección que incluye revisión de antecedentes penales, evaluación psicológica y conocimiento de la ciudad. Además, también reciben capacitación.

¿Dónde está disponible?

Por el momento, solo está disponible en Quito y Guayaquil, aunque planean extenderse a otras ciudades en el futuro.

¿Cómo se usa?

cabify-uso

Para hacer uso de Cabify, tenemos primero que registrarnos. Solo entonces podremos pedir un vehículo. El registro lo podemos hacer desde su web, pero lo más conveniente es instalar la aplicación en nuestro celular: al fin y al cabo, recurriremos a ella para solicitar el servicio con más frecuencia que desde la web. Puedes descargar la aplicación para Android desde aquí o descargarla para iOS desde aquí.

Durante el registro, se nos solicitará que seleccionemos el método de pago. Tendremos dos opciones entre las que elegir: tarjeta de crédito o Paypal. Por el momento, no es posible usar una tarjeta de débito, aunque parece que están trabajando en ello y será una opción que implementarán dentro de poco.

Una vez concluido el registro, es importante que vayamos a la configuración de la aplicación. Desde allí, podremos cambiar algunas opciones, entre las que se cuentan la de elegir si queremos recibir una llamada o una notificación cuando el auto llegue a recogernos y si queremos que el conductor nos abra la puerta desde fuera en el origen, en la llegada, en ambos o nunca.

Para pedir un vehículo, hacemos lo siguiente:

Indicamos el punto de origen. Este se fijará de manera automática por medio de la función de «Ubicación» de nuestro dispositivo, aunque podremos corregirlo en el caso de que no haya afinado bien.

Indicamos el punto de destino.

– Si hay vehículos disponibles, recibiremos una notificación que contiene los datos tanto del vehículo como del conductor.

– Cuando llegue el auto, se nos avisará por medio de una llamada o de una notificación de la aplicación, dependiendo de cómo lo hayamos configurado.

– Durante el trayecto, si lo deseamos podemos compartir nuestra ubicación en tiempo real.

– El cobro se debita del método de pago al llegar a destino. Será entonces cuando se nos dará la posibilidad de calificar al conductor que nos ha atendido, algo que resulta muy importante para ellos. También se nos enviará un comprobante electrónico por correo que vendrá acompañado de un mapa con la ruta que se siguió en todo el trayecto.

¿Qué precio tiene el servicio?

cabify-quito

En el sitio web de Cabify podemos consultar sus tarifas, ya sea en la página de Quito o en la de Guayaquil.

Es importante señalar que en otros países donde opera Cabify, se ofrecen diferentes modelos de servicios. En Ecuador, por el momento solo está disponible el modelo «Lite». Cada modelo tiene características y precios diferentes, y aunque no es algo que por ahora nos afecte, es importante tenerlo en cuenta a futuro.

Tal y como se puede ver en la captura que encabeza estas líneas (extraída de la página de Quito), la tarifa mínima es de 2 dólares. El precio de cada kilómetro recorrido es de $ 0,60 hasta los 8 km. En el caso de Quito, si el trayecto supera los 8 km, el precio baja a $ 0,50. En el caso de Guayaquil, si el trayecto supera los 8 km pero no pasa de los 35 km, el precio baja a $ 0,45; pero si supera los 35 km, sube a $ 0,90 por kilómetro.

Hay que tener en cuenta que los precios tienen algunas variaciones que en la página están poco definidas. Una de ellas es que el precio mínimo puede variar en función de si es «centro» o «extraradio», aunque no se deja claro si se refiere al punto de salida, al destino o a ambos. Tampoco se detalla a qué se refieren con exactitud con esas zonas ni cual es su delimitación. Igualmente, se señala como cargo extra usar el servicio en «hora pico», pero no se especifica que horas o franjas horarias se consideran como tales.

Al margen de esto, Cabify está realizando constantemente promociones en estos días desde sus cuentas en redes sociales, ofreciendo crédito por invitar a amigos o a través de la introducción de diferentes códigos según la ciudad. Para estar al tanto de estas promociones, puedes seguirlos en sus cuentas de Facebook y de Twitter.

¿Cómo es la experiencia de usarlo?

cabify-experiencia

La experiencia de usar el servicio es algo a lo que Cabify le da mucha importancia. Es por ello que hemos decidido fijarnos en ese aspecto. Cada usuario puede tener una experiencia diferente, es lógico. Pero esto es lo que nos cuenta al respecto un miembro de nuestro equipo que probó Cabify durante el pasado fin de semana:

«Decidí usar Cabify a pocos días de su entrada en Ecuador. Después de mucho tiempo usando Easy Taxi y, a pesar de que los servicios son distintos, iba a comparar el servicio indudablemente con éste último.

»El proceso de abrir una cuenta fue sencillo a través de su sitio web. Asocié rápidamente mi cuenta de PayPal y configuré algunas preferencias de viaje, como la radio que me gustaría escuchar y si deseaba que me llamasen al llegar.

»En total tomé 3 viajes de distinta longitud (uno bastante largo). Mi experiencia no ha podido ser mejor. Los conductores son amables, educados y proactivos. Las unidades son limpias, huelen muy bien y siempre tuve una botella de agua para el camino. Viaje con una dama, por lo que pedí que me abriesen la puerta tanto a la llegada como a la salida, y esto se cumplió a cabalidad. Ni siquiera me tuve que preocupar por el pago. Me despedí de cada conductor y en segundos la correspondiente factura llegaba a mi correo, con un detalle del viaje. A los tres conductores los califiqué con 5 estrellas. Es que si hubiesen 10, se las habría dado.

»Creo que los ecuatorianos nos deberíamos sentir complacidos de que este tipo de soluciones de movilidad lleguen al país, pues elevan la atención y el servicio no solo de la compañía debutante, sino de todos quienes operan en esa misma industria. ¿Ha sido mejor que Easy Taxi? Sí, a pesar de que este servicio lo seguiré usando cuando tenga urgencia, ya que tiene más unidades disponibles al momento».

Un futuro lleno de competencia

Y hasta aquí nuestro repaso por Cabify. Para terminar, nos gustaría señalar las declaraciones que hizo Ricardo Weder, CEO de Cabify Latinoamérica, a ComputerWorld Ecuador, en las que hablaba de sus objetivos y contaban que están seguros de que «nuestra propuesta de valor y diversas categorías apoyarán en Ecuador al cambio para que los ciudadanos disminuyan el uso de automóviles particulares, reduciendo así la flota vehicular para mejorar la movilidad en las ciudades e impactando positivamente en su propia calidad de vida».

Todavía es temprano para evaluar ese impacto que mencionan, llevando tan solo cerca de una semana en activo. Y también si para saber si Cabify será un éxito o no en el país. Solo podremos saber con el transcurso del tiempo si su propuesta tiene aceptación y a qué nivel. El sector del transporte personal se está volviendo muy competitivo en Ecuador y no les faltan rivales, por lo que habrá que estar atentos a su evolución. Aunque esperemos que, como suele ocurrir, esto termine revirtiendo en unos mejores servicios de cara al usuario.

Imágenes: Vídeo promocional en Ecuador y Kit de prensa de Cabify