Truco para tomar mejores fotos sin luz y con casi cualquier celular

Comparte esto:

Los teléfonos actuales cuentan con unas cámaras capaces de tomar fotos espectaculares, especialmente en manos de profesionales. Incluso en manos de torpes como el que esto escribe, se pueden obtener resultados más que aceptables (en lo técnico, por supuesto).

Pero si con algo siguen teniendo problemas los celulares es con la realización de fotos en condiciones de poca luz. Esto es debido a que el tamaño de los sensores no permite capturar muchos detalles sin que la foto termine viéndose granulada o con tonos apagados.

Sin embargo, existe un pequeño truco muy sencillo de aplicar que nos permite sacar el máximo provecho a la cámara de nuestro terminal y conseguir que las fotos con poca luz se vean mejor de lo que se ven normalmente. Es tan sencillo como ajustar la exposición.

Se trata de un truco que es aplicable a prácticamente cualquier dispositivo actual o reciente (de un par de años atrás o incluso más) y para llevarlo a cabo no necesitamos, por lo general, nada más que la aplicación de cámara que viene por defecto. Si usas otra, posiblemente también sirva.

Lo que debemos hacer es lo siguiente: abrir la aplicación de cámara, apuntar hacia donde queremos hacer la foto y tocar en la pantalla el lugar donde se encuentra una fuente de luz (como por ejemplo un foco). Aparecerá entonces un icono de aspecto cuadrado o redondo para indicar que el área donde tocamos está enfocada.

A continuación, si la aplicación lo permite (y la mayoría lo hacen), ajustaremos la exposición por medio de un control deslizante que posiblemente aparezca junto con el icono, ya sea incorporado a él o en un lado de la pantalla.

camara-ajuste-exposicion

Al ajustar la exposición, lo que hacemos es modificar la cantidad de luz que llega al sensor de la cámara. Si reducimos la exposición, la foto terminará siendo más oscura en general; sin embargo, las partes donde la luz está presente serán a menudo mucho más nítidas, detalladas y ricas en color, beneficiándose del contraste aumentado. De todas formas, todo es cuestión de jugar con el control de exposición hasta dar con el resultado que consideremos más adecuado para nosotros.

Como hemos dicho, esto es aplicable prácticamente en todas las aplicaciones de cámara del mercado, pero el procedimiento para acceder al control de enfoque y exposición puede variar según la aplicación. Hay algunas en las que basta con una pulsación sostenida en la pantalla para que aparezca este control mientras que en otras es necesario activarlo en el menú de opciones para poder usarlo. Si ese es el caso, busca la opción que mencione algo acerca del enfoque y la exposición.