Privacy Badger: evita que te espíen en internet

Comparte esto:

Estemos en el lugar de la web en el que estemos, es casi seguro que se nos está monitorizando. Es cierto que la mayoría de los sistemas utilizados anonimizan la información, pero también es verdad que luego tampoco no es muy complicado realizar una identificación en caso de que sea necesario partiendo de los patrones de navegación.

Existen varias maneras de evitar este rastreo continuo, pero una de las más fiables es Privacy Badger, una extensión para Chrome, Firefox y Opera. ¿Y por qué podemos confiar en ella? Pues porque su origen ya es un sello de garantía: La Electronic Frontier Foundation o EFF, una organización sin ánimo de lucro de la que seguro has oído hablar. Su reputación la precede gracias a su persistente activismo en defensa de los usuarios de Internet.

Lo que hace Privacy Badger, que recientemente ha alcanzado su versión 2.0, es bloquear el seguimiento que intenten hacer anunciantes y otros rastreadores de terceros de nuestros hábitos de navegación; es decir, de a dónde vamos y qué paginas vemos en la web. Esto, que se hace con sistemas más sofisticados que las simples cookies que todos conocemos, es una práctica habitual y un riesgo para nuestra privacidad que Privacy Badger se encarga de ahorrarnos correr al impedir que dichos sistemas vayan registrando nuestros movimientos virtuales.

Entre las características con que cuenta encontramos cosas como el soporte para el modo incógnito de los navegadores (recordemos que este modo no bloquea el rastreo por sí mismo, sino solo evita dejar rastros de nuestra actividad en nuestro computador), importación y exportación de los datos acerca de nuestras preferencias de bloqueo (para trasladarlas también a otro navegador distinto al que usamos habitualmente) e interfaz en varios idiomas.

Es importante resaltar que la extensión está enfocada en bloquear el rastreo de terceros. Si te preguntas qué es eso, en la página de Privacy Badger lo explican con mucha claridad:

Cuando visitas una página web, es posible que partes de la página provengan de dominios y otros servidores además del que querías visitar. Esta es una característica esencial del hipertexto, pero también ha resultado ser un serio problema de privacidad. En la Web moderna, imágenes y código incrustado suelen utilizar cookies y otros métodos para rastrear tu hábitos de navegación — a menudo para mostrar anuncios.

Es decir, que lo que no hace es bloquear el rastreo que puedan hacer de nosotros los sitios que visitamos, a los que denominan como «primarios». Sin embargo, están trabajando en añadir protecciones adicionales para ellos.

Privacy Badger funciona por medio de un sistema de colores: el verde significa que, aunque existen partes de la web en la que estamos que provienen de otros dominios, no se ha registrado que representen un peligro; el amarillo indica que el dominio de terceros detectado está haciendo intentos por rastrearte, pero que no se ha bloqueado porque puede ser necesario para el funcionamiento de la página; por último, el rojo indica la presencia de dominios de terceros que te rastrean, no son indispensables para el funcionamiento de la página y han sido bloqueados. En cualquier momento, tú puedes cambiar el bloqueo con los controles deslizantes que aparecen al hacer clic en el icono de la extensión.

Aunque no sea un método infalible, Privacy Badger es una excelente opción si lo que quieres es tener un poco más de control sobre tu privacidad. Además, que provenga de la EFF ya representa una garantía de que la extensión hace lo que dice y de que continuará evolucionando para ofrecernos más herramientas con la que protegernos de aquellos empeñados en saber que hacemos mientras recorremos la web.