PRESENTADO POR

Comparte esto:

Una de las virtudes de los sistemas de capacitación online es la posibilidad que brindan de adquirir habilidades «a la medida», enfocándose en aspectos concretos de diversas disciplinas de una manera intensiva.

Aunque no haya sido algo premeditado, este tipo de formación está siendo parte de una tendencia emergente en Estados Unidos, la cual está viéndose representada principalmente en la industria tecnológica: estamos hablando de la preeminencia de las habilidades de una persona por encima de sus títulos académicos a la hora de ser contratada.

Como recientemente se informó desde el New York Times, en Estados Unidos está apareciendo una nueva categoría laboral que resulta muy prometedora: los empleos de habilidad media. Se trata de trabajos para los que se tienen en cuenta no los títulos universitarios y la formación reglada, sino la habilidad que tiene el trabajador.

Es en el sector tecnológico donde este acercamiento al empleo basado en habilidades está produciendo los primeros resultados positivos, lo cual puede servir como modelo para otros campos. Esto ocurre por dos razones: las habilidades tecnológicas tienden a estar muy definidas (por ejemplo, escribir código en un lenguaje determinado) y existe una gran demanda de las mismas que no deja de aumentar.

Pero más allá de eso, hay que considerar que en esta industria, más que en ninguna otra, también ha existido una larga tradición de valorar más los logros prácticos y las capacidades de aquellos que forman parte de ella por encima de los títulos. Solo hay que fijarse en los grandes nombres que dejaron sus estudios formales a medias y solo los concluyeron (a veces de manera simbólica) después de que tuvieron éxito con sus proyectos: Steve Jobs (Apple), Larry Page y Sergei Brin (Google), Mark Zuckerberg…

Observando esta tendencia, han empezado a aparecer organizaciones sin ánimo de lucro, programas gubernamentales e incluso empresas que tienen como objetivo potenciarla y reforzarla debido la importancia que reviste no solo de cara a los recursos humanos de las tecnológicas, sino también desde un punto de vista social, pues permite ofrecer buenos empleos adultos sin título universitario.

Por ejemplo, el programa Skillful surgió en 2016 en el estado de Colorado para fomentar la contratación y la capacitación basadas en habilidades. Este programa recibió recientemente un donativo de Microsoft de más de 25 millones de dólares, el cual se utilizará para expandirlo en el estado y en otras partes del país.

Más allá de estos programas y proyectos, es importante tener en cuenta que grandes compañías están dando prioridad a las habilidades sobre los títulos. Es el caso de IBM, en la que un tercio de las nuevas contrataciones que realizó en los dos últimos años en su sede de Rocket Center (Virginia Occidental) y en algunas otras poblaciones no tuvieron el requisito de los títulos universitarios.

Las palabras de Sam Ladah, vicepresidente de talento en IBM, dejan clara la posición de la compañía al respecto: «Tiene sentido para nuestras empresas, los aspirantes y las comunidades. Ahora estamos reclutando a las personas según sus habilidades».