El chico de 14 años que colabora con IBM en inteligencia artificial

Comparte esto:

Solemos estar medianamente acostumbrados a que la edad en el mundo de la tecnología sea bastante baja, al menos en comparación con otras industrias. Sin embargo, pocos individuos existen en ella que sean tan singulares como Tanmay Bakshi, un programador experto en inteligencia artificial que ha desarrollado aplicaciones, publicado un libro y dado conferencias en las cumbres de IBM Watson en todo el mundo. Y todo esto, con tan solo 14 años.

Ya con tan solo 5 años, Bakshi empezó a programar. Su primer profesor fue su padre, que al ver la curiosidad que despertaban las computadoras en su hijo, decidió enseñarle programación. A partir de ahí, Bakshi comenzó a usar Internet por su cuenta y a leer libros de programación.

Con 7 años, empezó a publicar tutoriales sobre programación y desarrollo web en su canal de Youtube. Dándose cuenta de que había una falta de conocimiento acerca de programación y de machine learning, se fijó como objetivo llegar por lo menos a 100 mil suscriptores para ayudarles en estos temas, un objetivo que actualmente ha superado ya que su canal pasa de los 200 mil suscriptores.

Con 8 años, Bakshi aprendió a desarrollar aplicaciones para iOS, y un año después su primera aplicación, para aprender a multiplicar, fue aceptada en la Apple Store. Sin embargo, el chico fue perdiendo interés en la programación porque «Siempre sentí que la tecnología era muy limitada. Siempre sentí que en el momento en que ponías algo, se volvía obsoleto».

La programación le aburría hasta que descubrió la inteligencia artificial

bakshy-conferencia

Ese aburrimiento tecnológico en el que se había sumido cambió cuando Bakshi vio a los 11 años un documental acerca de Watson, la inteligencia artificial de IBM, y su participación en el conocido programa de preguntas y respuestas de la televisión estadounidense «Jeopardy». Fue entonces la primera vez que escuchó hablar acerca de la IA e inmediatamente se enganchó con el tema.

Una semana después, hizo su primer desarrollo para Watson: «Ask Tanmay», una aplicación que respondía preguntas sopesando las mejores respuestas posibles antes de ofrecer una. Pero su toma de contacto con IBM no se redujo a esto, sino que poco después, descubrió un error en un servicio de la empresa que estaba en alpha por entonces, Document Conversion, y que como su propio nombre indica, servía para pasar un documento de un formato a otro.

Los hallazgos que hizo los publicó en un sitio web de programación y en su Twitter personal. Fue entonces cuando personal de IBM se puso en contacto con él y 2 de esas personas se convirtieron en sus mentores y les ayudaron a acercarse directamente con el gigante azul.

Fue desde entonces que el chico empezó a colaborar con la empresa en varios proyectos. Técnicamente, no trabaja para IBM pues no le pagan, pero sin duda esta colaboración será una que aportará positivamente a su currículum para cuando sea mayor de edad, el cual es ya de por sí, con tan pocos años, bastante grueso.

Con IBM, ha hablado en conferencias organizadas por la empresa. En una de ellas, la «Interconnect Conference», fue el orador principal ante 25 mil personas. También participó en la conferencia de desarrolladores de IBM en Bengala, India, frente a 10 mil personas.

No es solo dar conferencias

tanmay-bakshi-salud

2 cosas son las que le gustan a Bakshi: «Me apasiona mucho la IA y me emociona compartir mis conocimientos con el resto de la comunidad. ¿Por qué otras personas necesitan redescubrir el fuego o reinventar la rueda sólo porque yo no quería compartir lo que ya había hecho?».

Pero, a pesar de que lo que pueda parecer hasta aquí, Bakshi no se limita a dar conferencias y a recibir felicitaciones por ello al ser tan joven. También trabaja en mejorar la aplicación de la IA en el terreno de la salud.

Según explicó, «Descubrí que las redes neuronales artificiales son realmente útiles en el área de la salud. La salud es un campo que está realmente maduro para ser mejorado por Inteligencia Artificial». La razón de su interés en este sector es porque los humanos son más propensos a cometer errores dentro de la industria de la salud. Además, es un campo que incorpora «una tonelada de datos» y que usa el método de ensayo y error, lo cual ralentiza una serie de procesos médicos.

Uno de los proyectos en los que está involucrado se llama «Historia cognitiva», el cual está liderado por los socios de IBM Darwin Ecosystem, una empresa de diseño de inteligencia artificial, la compañía de computación cognitiva Not So Rocket Sciencie y su mentor en IBM, Rob High.

El propósito de este proyecto es ayudar a una niña tetrapléjica de Toronto a comunicarse por medio de un dispositivo que escaneará sus ondas cerebrales. El papel de Bakshi en él es usar algoritmos de aprendizaje profundo para entender las ondas cerebrales de electroencefalografía de la niña y convertirlas en lenguaje natural. Sí, una máquina que pueda leer los pensamientos, básicamente.

Un futuro que recién comienza

tanmay-bakshi-avion

A pesar de su precocidad en el mundo tecnológico, Bakshi tiene la intención de asistir a la universidad, aunque todavía no ha tomado ninguna decisión final sobre a cuál irá. Algunas de las que están en su punto de mira son el MIT, Stanford y Harvard debido a su «gran trabajo de investigación» sobre temas que le parecen interesantes.

En lo referente a la laboral, también elucubra sus posibilidades. Parece ser que le gustaría unirse a los equipos de investigación y desarrollo de compañías como IBM, Google, Microsoft y Apple, aunque también considera la posibilidad de crear su propia empresa centrada en la investigación desarrollo e implementación de la IA.

Mientras tanto, Bakshi ya ha escrito un libro para que los niños puedan aprender programación en Swift y está trabajando en otro enfocado en Watson. Y seguro que en el futuro veremos más obras de él.

A pesar de que no es habitual que un joven de la edad de Tanmay Bakshi llegue tan alto, su figura resulta inspiradora y puede servir de ejemplo para todos aquellos niños y adolescentes apasionados por la tecnología para seguir adelante con su vocación.

Imágenes: Twitter de Tanmay Bakshi