Comparte esto:

Aunque OnePlus no es una marca que busque abrir camino en el terreno de los celulares inteligentes apostando por novedades atrevidas, si es una que ha ido ganándose una reputación con el tiempo de ofrecer equipos que siguen las líneas marcadas por Apple o Samsung a un precio más bajo (que por algo es China).

La nueva entrega de su buque insignia, el OnePlus 6, que sale este 22 de mayo, no es una excepción. Mantiene su línea continuista respecto a las tendencias seguidas por los grandes y por el resto del mercado y aunque no da sorpresas a cambio de su precio inicial de $ 529, ni para bien ni para mal.

En este OnePlus 6 encontramos la pantalla más grande que ha ofrecido la compañía hasta el momento: 6,28 pulgadas con una relación de aspecto de 19:9. Digno de alabar es el logro de mantener el factor de forma del equipo relativamente pequeño, manteniéndolo aproximadamente en el mismo espacio que el OnePlus 5T.

Por supuesto, incluir una pantalla grande que aspira a no disparar el tamaño total del equipo implica hacer sacrificios, aunque estas alturas más que sacrificio hablamos de tendencia. Porque sí, el OnePlus 6 adopta también la muesca o notch por la que tantas críticas le llovieron a Apple y que ahora se está convirtiendo en la marca distintiva de una época.

En cuanto a diseño, OnePlus ha colocado Gorilla Glass 5 tanto en la parte frontal como en la trasera. Esta última viene en 3 colores diferentes: Mirror Black, Midnight Black y el elegante Pearl White.

Tratándose de un equipo que aspira a figurar entre los gama alta (y que lo sería si a los que rondan los $ 1000 los denominamos gama «superalta»), viene también con 2 cámaras traseras, de 16 y 20 megapixeles. Cuentan mejor estabilización óptica de la imagen y mejor rendimiento con poca luz, aunque este útlimo no sea tan bueno como lo que podemos encontrar en Huawei y Samsung. Lo mismo ocurre con la cámara lenta: mejor dentro de la evolución de la propia marca pero no a la altura de la cámara superlenta de Sony y Samsung.

Por su parte, la cámara frontal ha recibido una actualización vía software, con mejoras en el modo retrato usando el falso bokeh por medio de la inteligencia artificial incorporada en el terminal. Y por medio de ella se mantiene el desbloqueo falso superrapido que venía en otros OnePlus recientes (el cual, recordemos, no es el principal método de desbloqueo). Sí, es rápido, pero no tan seguro como los equipos que recurren a sensores de profundidad para el desbloqueo facial.

Mirando ya dentro, encontramos un Snapdragon 845, el último chip de la principal familia de Qualcomm. De base, el OnePlus 6 viene con 6 GB de RAM y 64 GB de almacenamiento. Si queremos más, el siguiente escalón añade $50 al precio y nos sube a 8 GB de RAM y 128 GB de disco. Y si lo que queremos es subir hasta 256 GB de espacio, habría que añadir $ 50 más.

En cuanto a software, no hay mucho que decir salvo que OxygenOS, el Android personalizado de la compañía, sigue siendo el corazón del terminal. No trae grandes novedades y, por lo tanto, nos encontraremos con la experiencia de uso competente que siempre se ha encontrado por estos lares.

Gama alta a buen precio

Respecto a la pregunta del título, la respuesta es la de siempre: depende. Está claro que si estás en un OnePlus 5T, el salto al modelo 6 no parece muy necesario. Cuentas ya con un buen teléfono y las novedades incorporadas darían nada nuevo, o por lo menos nada significativamente nuevo.

Si vienes de un 5, quizá apostar por un 6 es una buena jugada si quieres mantener dentro de OnePlus. Ahora bien, si no te importa la marca, puedes saltar a otras que te ofrecen lo mismo dentro de la misma gama pero con mayor calidad. Eso si no te importa el precio, por supuesto.

Porque si estás cuidando tu bolsillo, el OnePlus 6 te va a dar lo mismo que otros muchos, quizá no tan bueno en algunos aspectos, pero con un precio menor. Otras marcas ofrecen especificaciones similares pero con precios más altos, y aquí es donde OnePlus sabe diferenciarse.

Si estás pensando en dar el salto a la gama alta, el OnePlus 6 es una excelente opción que no requerirá de una inversión ridícula. Te ofrecerá una experiencia convincente y, sobre todo, te servirá para evaluar si el gasto vale la pena o en realidad para ti es suficiente con un gama media.