Comparte esto:

Aunque la tecnología en general puede permitirnos hacer cosas que antes no podíamos hacer, suele ser más habitual que lo que consiga es que hagamos mejor y más rápido lo que ya hacíamos antes. Y a veces, con más comodidad, como en este caso.

La evidencia más antigua del uso de la rueda data del año 3500 antes de Cristo, pero no fue hasta 1970 que se nos ocurrió añadirla a una maleta (a veces somos unos genios). Sin embargo, dado que desde entonces no hemos parado de hacerlo, solo era cuestión de que llegase el momento en que nuestra maleta no solo rodase por el suelo sino que además lo hiciese sola, que es lo que hace Travelmate.

Así es: Travelmate es lo que podríamos calificar como una «maleta autónoma». Es capaz de seguirnos sin necesidad de que nosotros tiremos de ella y de reconocer y evitar objetos cuando es necesario. Para su uso, no requiere de ningún tipo de accesorio más allá de la instalación de una aplicación en nuestro celular.

La aplicación sirve para que la maleta pueda seguirnos y localizar mejor nuestra ubicación en todo momento. Cuenta con ruedas omnidireccionales, que aumentan notablemente la estabilidad y el rango de movimiento, y puede moverse tanto en posición vertical como horizontal, permitiendo en este último modo poner más artículos o incluso otra maleta sobre ella.

travelmate-horizontal

Gracias a una asa particular que incorpora, es posible convertir la maleta en un escritorio portátil para poder poner sobre él laptops, libros, documentos o lo que necesitemos. Además, tiene un compartimento separado de fácil acceso que permite guardar objetos de valor que pueden ser necesario tener a mano, como pasaportes, celulares, cargadores y cosas de este estilo.

La batería del Travelmate es fácil de quitar y se carga de manera inalámbrica. Además, esta se puede usar para cargar otros dispositivos electrónicos como el celular gracias a que cuenta con un puerto USB y una toma de corriente estándar.

La conexión con el teléfono parece que se realiza por medio de Bluetooth 4.1 y, en materia de seguridad, cuenta con un sistema de cierre táctil con identificación por huellas dactilares junto con un sistema de bloqueo de ruedas, aunque esto no evitarán que se lleven la maleta si simplemente la cogen con los brazos.

Desde luego, un curioso invento que empezó como un crowdfunding y que ahora puede adquirirse de manera libre por un precio que parte de $ 1.099 para la maleta más pequeña (55 x 20 x 40 centímetros). La Travelmate mediana (69 x 29 x 49 centímetros) cuesta $ 1295, y la grande (75 x 31 x 52 centímetros), $ 1495. Si te interesa adquirir una o conocer más de estas maletas, puedes hacerlo en su sitio web.