Comparte esto:
google-drive-transferir-archivos

Los generosos 15 GB de almacenamiento que da Google en sus cuentas suelen ser suficientes para la mayoría de los usuarios. Pero no nos engañemos: en esta época de archivos de gran peso, no tarda mucho en revelarse como insuficiente, especialmente si contamos con que, de cara a ese espacio, todo lo que hay en nuestra cuenta: correos y adjuntos de Gmail, imágenes (en alta calidad) en Google Photos y, por su puesto, los archivos subidos a Google Drive.

Obviamente, la manera más rápida de solucionar el problema de quedarnos sin espacio es contratar más. Sin embargo, también podemos recurrir a una más económica: crear otra cuenta de Google y transferir allí algunos archivos.

Esto tiene sus pros y sus contras, pero no vamos a centrarnos en eso ahora, sino que vamos a partir del hecho que has decidido crearte esa otra cuenta y repartir entre la original y la nueva tus archivos de Google Drive. Ahora bien, ¿cómo transferirlos desde una a otra?

Google no proporciona ninguna alternativa directa. Y si bien existen por ahí servicios de terceros que nos facilitan la tarea, a continuación vamos a ver el método más básico y sencillo que existe para así no tener que darle acceso a nadie más, lo cual siempre representa un riesgo de seguridad.

Moviendo archivos o carpetas de una cuenta a otra

Entramos a nuestra cuenta principal de Drive y hacemos clic derecho sobre el archivo o la carpeta que deseamos transferir. A continuación, seleccionamos en el menú «Compartir».

drive-1

En la ventana «Compartir con otros» que se nos abre, escribimos la dirección de nuestra cuenta secundaria en el campo «Personas». Antes de clicar en «Enviar», nos aseguramos de que los permisos «Puede organizar, añadir y editar» están marcados. Para ello, hacemos clic en el icono del lápiz. Después, clicamos «Enviar».

drive-2

Volvemos a hacer clic derecho en el mismo archivo o carpeta y de nuevo seleccionamos «Compartir». Pero ahora, en la ventana «Compartir con otros», clicamos en la opción «Avanzado» que está en la parte inferior derecha.

En la nueva ventana que se nos abre, aparecerá el listado de los usuarios que tienen acceso al archivo o carpeta. Nos deberá mostrar tanto nuestra cuenta principal como la secundaria. Entonces, a continuación clicamos en el icono del lápiz de nuestra cuenta secundaria y seleccionamos «Propietario». A continuación clicamos en «Guardar cambios» y nos saldrá un aviso explicándonos las consecuencias de este cambio de permiso. Clicamos en «Sí» y, al volver a la ventana «Configuración para compartir», clicamos en «Ok».

drive-3

Entramos ahora en nuestra cuenta secundaria. Lo mejor es tenerla abierta en otra ventana (una ventana privada o de incógnito del mismo navegador), pero podemos simplemente salir de la principal y entrar en la secundaria.

En la lista del contenido de la cuenta, debería aparecer el archivo o la carpeta compartida desde la cuenta principal. Si no lo hace, clicamos en la sección «Compartido conmigo» de la barra lateral izquierda: ahí aparecerá sí o sí.

Hacemos clic derecho en dicho archivo o carpeta y seleccionamos «Compartir». Después, en la ventana «Compartir con otros», clicamos en la opción «Avanzado». De nuevo veremos el listado de usuarios con acceso. A continuación, clicamos en la «X» que hay junto nuestra cuenta principal y después clicamos en «Guardar cambios». Después, clicamos en «Ok» y la ventana se cerrará.

drive-4

¡Y ya está! El archivo o carpeta habrá desaparecido de nuestra cuenta principal y estará accesible solamente desde nuestra cuenta secundaria.

Es importante saber que es posible que los cambios en materia de espacio de almacenamiento (es decir, los gigas ocupados) tarden en reflejarse, por lo que parecerá que los archivos no se han movido. Sin embargo, después de un tiempo (pueden ser unas horas), los datos se actualizarán.