Tour virtual te lleva al corazón de un volcán activo

volcan-digital

Estando como estamos en un país plagado de volcanes y que además cuenta con el volcán activo más alto del mundo, estos gigantes de roca y fuego no nos son ajenos. Y a pesar de que no tenemos que ir muy lejos para conocer a uno de ellos, ahora tenemos que desplazarnos aún menos gracias a un sitio web llamado Digital Volcano.

Se trata de una experiencia diseñada por la agencia creativa Gin Lane y en ella podemos echar un vistazo al funcionamiento interno del Masaya, un volcán activo de Nicaragua. De una manera tan atractiva como dinámica, presenta datos recopilados por un equipo de expertos en volcanes con el apoyo del gobierno de Nicaragua y General Electric.

La creación de esta experiencia virtual fue por sí misma toda una aventura. El Masaya se encuentra a unos 610 metros de altura, a 19 kilómetros de la Managua, la capital del país. En él, en 2016 los científicos montaron una tirolina y descendieron 365 metros hasta un lago de lava, donde las temperaturas alcanzaron los 1.000 grados centígrados. A lo largo de diferentes profundidades, fueron colocando 80 sensores al tiempo que documentaban todo el proceso por el camino.

Una vez en posición, los investigadores desplegaron toda una batería de tecnología de detección y registro para recolectar datos como temperatura, emisiones de gas y presión atmosférica. Al tiempo, las cámaras capturaron algunas de las vistas más cercanas de un lago de lava jamás grabadas en vídeo.

Las capas interactivas del sitio web ofrecen imágenes de la exploración y preparación del sitio del equipo, muestran vistas en 3D de la tecnología empleada y cuentan la historia paso a paso de cómo los científicos construyeron y operaron el aparato que los transportaría de forma segura a la llamada “Boca del Infierno”, en el corazón del volcán, donde se llevaría a cabo la parte más arriesgada de su instalación de sensores y recolección de datos.

Pero el sitio Digital Volcano ofrece mucho más que imágenes espectaculares: se provee una gran cantidad de información acerca del funcionamiento de un volcán y de la actividad volcánica en el mundo. E incluso va más allá, pues ofrece valiosos conocimientos sobre la recolección de datos en entornos extremos, y los datos obtenidos son de acceso abierto para que los investigadores de todo el mundo puedan analizarlos de forma independiente y así entender y predecir mejor cómo se comportan los volcanes.

Sin duda, un proyecto muy interesante al que dedicarle su tiempo para absorber todo lo que nos cuenta acerca de esos gigantes con los que convivimos.