Comparte esto:

TIME es una revista emblemática en Estados Unidos. Y una de las razones de esto son sus icónicas portadas, las cuales se caracterizan por sus bordes rojos. Y aunque lo habitual es que el protagonista sea lo que rodean estos bordes, en el número del 11 de junio de este año son ellos el centro de atención pues han sido elaborados empleando drones.

Este número en particular está dedicado precisamente a estos aparatos, por lo que no se les ocurrió mejor idea que usar 958 drones para replicar en el aire tanto los susodichos bordes como el logo de la revista, tomando así la foto que irá en portada y que, por cierto, es completamente distinta a cualquiera de su ya larga historia de 95 años.

Para conseguir esta portada tan especial, la gente de Time trabajó en conjunto con el equipo de Drone Light Show de Intel, una división que lleva ya tiempo experimentando con espectáculos de luz realizado con drones. De hecho, los Shooting Star que se utilizaron para la portada de Time fueron los que también se vieron en los últimos Juegos Olímpicos de invierno y que llegaron incluso a establecer un récord Guinness.

Una publicación compartida de TIME (@time) el

Si ya esto hace especial a la portada, todavía hay algo que la hace aun más peculiar: dado que resultaba imprescindible tomar la foto desde un ángulo adecuado, para lograrlo también se empleó otro dron, de manera que, adicionalmente, la foto de portada de este número se convierte en la primera que ha sido tomada con una de estas maquinitas voladoras.

Como es lógico, el mismo hecho de crear la portada se convirtió en todo un espectáculo que se desenvolvió en uno de los campus de Intel en Folsom, California, donde la formación de los drones alcanzó una altura de 100 metros, deslumbrando a los vecinos que pudieron contemplar semejante exhibición.