Un robot cargó la antorcha olímpica en Corea del Sur 2018

Comparte esto:

Los eventos internacionales, especialmente los deportivos, son un momento perfecto para que cualquier país haga alarde de sus capacidades más relevantes, y es precisamente lo que planea hacer Corea del Sur durante los juegos olímpicos de invierno de 2018 que se celebrarán dentro de muy poco, en febrero del año que viene.

Durante estas olimpiadas, el país desplegará hasta 85 robots con propósitos muy diferentes cada uno. De hecho, son de 11 tipos distintos. Uno de ellos, con aspecto humanoide, tiene la capacidad de caminar y fue el encargado de llevar la antorcha olímpica durante una ruta cercana al Instituto Avanzado de Ciencia y Tecnología de Corea, el lugar donde fue creado.

En cuanto al resto de tipos, habrá robots «pintores» que se encargarán de dibujar murales por las paredes de los estadios durante los juegos, aspiradoras robotizadas, pequeños robots autónomos de entrega y robots de pesca que serán utilizados en lugares ubicados en tres ciudades, Pyeongchang, Gangneung y Jeongseon.

También habrá, como resulta lógico, robots parlantes que proporcionarán información sobre la programación de los eventos, acerca de lugares para ir de excursión y sobre el transporte, todo ello en cuatro idiomas: coreano, inglés, chino y japonés.

Llegan los robots olímpicos

A pesar de que este despliegue robótico ha sido realizado por el gobierno surcoreano, lo cierto es que no es la única entidad que pretende integrar a los robots en las olimpiadas.

Por ejemplo, a principios de año LG presentó dos nuevos robots que está probando en el aeropuerto internacional Incheon de Seúl antes de los juegos. Uno es un robot de limpieza, mientras que el otro es un robot guía de aeropuerto, que irá recorriéndolo para dar instrucciones e información de embarque a los pasajeros en los mismos idiomas mencionados antes: coreano, inglés, japonés y chino.

Luego, tenemos también a Fujitsu, que pretende estrenar en las olimpiadas de verano de Tokio 2020 su sistema de sensores 3D e inteligencia artificial que puede ser usado para mejorar la evaluación de los gimnastas y, por lo tanto, la asignación de puntos durante las competiciones.

Por lo tanto, los juegos olímpicos parece que se van a convertir en el escaparate donde veremos algunas de las evidencias más palpables de esa fuerza laboral robótica que dentro de 13 años se habrá extendido por todo el planeta. Habrá que estar atentos a lo que veremos allí para comprobar de primera mano el avance real que se lleva en este campo.