En un año en el que Apple capta toda la expectativa debido al iPhone 8, el modelo que viene a celebrar el décimo aniversario del lanzamiento del smartphone que lo cambió todo, las grandes marcas parecen estar preparándose para dar batalla contra los de Cupertino. Una de ellas es Google, que tiene previsto poner en el mercado la siguiente versión de su inesperado Pixel.

Del Pixel 2 ya se conocen algunas características, aunque lo cierto es que no están totalmente confirmadas ya que son apenas rumores. Lo que no parecen rumores son las fotos que se filtraron del nuevo modelo del gama alta de Google, las cuales llegaron a GMSarena.

Estas fotos revelan un dispositivo algo más alto pero igual de ancho que el modelo anterior, por lo que podría tratarse de un Pixel 2 XL (el hermano mayor de los Pixel, por decirlo así). El sensor de huella dactilar está también situado más o menos en el mismo lugar que el modelo anterior y cuenta con un flash de doble LED.

Sin embargo, lo que más llama la atención es algo que no se puede apreciar en las fotos pero que fue comunicado por el filtrador a GMSarena: que el teléfono no viene con el conector tradicional de audio, el jack de 3,5 mm.

Por el momento, no hay nada que confirme ni que niegue esta información, por lo que hay que tomarla con pinzas. Recordemos que no es la primera que se rumorea algo así del nuevo modelo de una gran marca: ya pasó antes con el Samsung S8, del que se afirmó que tampoco tendría el conector tradicional y al final los rumores terminaron equivocándose.

A toro pasado, que Samsung decidiese por no seguir los pasos de Apple en ese sentido se reveló como una buena estrategia, ya que le dotaba de un valor adicional al producto de los coreanos. Pero en el caso de Google, cuya intención sería ir a por el mercado del iPhone, la ausencia del jack de toda la vida también tiene una cierta lógica.

Se espera que el teléfono sea presentado en sociedad en algún momento entre finales de septiembre y principios de octubre, por lo que no será hasta entonces que podremos saber con certeza qué ha pasado con el conector. Sin embargo, y más allá de todo lo lógico que resulte su ausencia (si se confirma), no dejaría de ser irónico pues uno de los aspectos que se resaltó en la presentación del primer Pixel fue precisamente que, a diferencia del iPhone, si venía con el jack de 3,5 mm.