Prácticamente todas las aplicaciones de servicios de transporte permiten que los usuarios califiquen a los conductores que les brindan el servicio, pero algo quizá menos conocido es que algunas, como Uber, permiten también que el conductor califique al pasajero.

Suponemos que, si esta es la primera noticia que tienes al respecto, lo que te habrás preguntado al saberlo es si esa calificación influye o no en algo. Al fin y al cabo, tú eres el cliente y pagas por un servicio, ¿acaso te van a cobrar más? Pues no cobrar más, no. Pero si tienes una mala puntuación, quizá te cueste más conseguir un auto.

¿Y por qué? Pues porque los conductores se fijarán en tu calificación como cliente, tal y como explica en Quora Joh Hoss, un conductor de UberX que tiene dos años de experiencia «Cuando tu calificación es baja, el conductor probablemente se tomará un segundo o dos y pensará para sí mismo: “Este pasajero tiene una calificación de 3,2 estrellas. No sé si lo quiero en mi auto”. Yo no he aceptado carreras debido a una mala calificación de pasajeros, y sé que lo volveré a hacer».

Con esto en mente, casi seguro que la siguiente pregunta es qué debes hacer para los conductores te califiquen con cinco estrellas. Bueno, pues esa es la misma pregunta que se hicieron en Business Insider, por lo que acudieron a 40 conductores de Uber para que les contasen acerca de sus sistemas de calificación personal.

A partir de lo que les contaron se dieron cuenta de que, aunque hay variaciones de un conductor a otro en las razones por las que pueden asignarte una calificación, en general existen unas normas básicas, unos puntos comunes a los que suelen atenerse. A continuación, veamos cuales son esos puntos que muchos suelen tener en consideración acompañados por lo que los conductores dijeron al respecto:

Deja propina

«Si un pasajero es simpático y me deja propina, les dan cinco estrellas. Si es amistoso pero no deja propina, consigue cuatro estrellas».

No hagas esperar al conductor

«La razón más común para una calificación de pasajero más baja es hacernos esperar cuando hemos llegado para recogerle. Que estés listo en la vereda cuando lleguemos, significa mucho».

Se cortés

Uno de los conductores dijo sobre este tema: «Los pasajeros groseros reciben inmediatamente cuatro estrellas. Dependiendo del nivel de grosería, su calificación puede bajar a una estrella. La mayoría de mis pasajeros tienen cinco estrellas». Otro dijo que a todos los que lleva les califica con cinco estrellas, «a menos que sean terriblemente groseros». Así que ya sabes: la educación por delante.

Si estás con malestar, mejor no subas al auto

«No vomites o arruines el auto y te daré cinco estrellas». Es de suponer que aquí se refieren, más que a una enfermedad propiamente dicha, a que… bueno, ya sabes, a que se te haya ido la mano con el trago esa noche y que tu estómago no esté en condiciones de soportar muchos vaivenes.

No dejes desperdicios de ningún tipo

«Tuve un pasajero que dejó literalmente medio galón de sidra de manzana en el asiento trasero al ir al aeropuerto. Cuando le pregunté si lo quería (lo que evidentemente insinuaba que debía llevárselo), se inventó algo acerca de que no podía llevarlo al aeropuerto con ella. Consiguió una estrella».

No cierres las puertas muy duro

Un conductor dijo que «Si me hacen esperar, cierran muy duro la puerta o son groseros, les bajo estrellas». Y otro dijo que «Los pasajeros obtienen cinco estrellas si prestan atención a la llegada del vehículo y una estrella si cierran duro la puerta». Por lo tanto, si has tenido un mal día, no lo pagues con el auto si quieres que tu puntuación baje.

Huele bien

«El 99% de mis pasajeros reciben cinco estrellas. Los únicos que no lo hacen son los que huelen mal o tratan de ser mandones conmigo».

No hagas nada ilegal en el auto

«Empiezo cada carrera con una clasificación de cinco estrellas. Bajo puntos por comportamiento grosero o actividades ilegales. También bajo puntos a los pasajeros que dejan basura en mi auto».

En general, basta con ser una persona decente

«Si el pasajero es un ser humano básicamente decente, le das cinco estrellas. En serio: entra, ten una pequeña charla intrascendente y sal del auto con cinco estrellas. Yo califico a un pasajero como una estrella si me hacen sentir inseguro, incómodo o asustado. Calificaré con una estrella a un pasajero borracho que pase todo el viaje ligando conmigo. Calificaré con una estrella y los denunciaré si me amenazan o me hacen daño».