Comparte esto:

«There is an app for that» dijeron desde Apple hace ya tiempo. Y aunque la frase terminase siendo convertida en una marca registrada de los de la manzana, eso no impide que se siga utilizando de manera informal para señalar el amplio rango de especializaciones que cubren las aplicaciones móviles.

Tenemos todo tipo de aplicaciones: algunas bastante generales, que permiten hacer muchas y variadas cosas, y otras especializadas en diferentes tareas, desde las más sublimes a las más prosaicas. La que vamos a ver a continuación, solo para Android, es una de estas últimas y su misión es facilitarnos realizar nuestras compras del mercado. Su nombre: Out of Milk.

Gracias al teléfono, cada vez van quedando más atrás aquellos tiempos en que íbamos a hacer las compras con una lista de papel. Ahora, solemos echar mano de cualquier aplicación para tomar notas. Y si bien este método ya es un progreso, siempre podemos ir más lejos y mejorar la experiencia de compra empleando Out of Milk, que cuenta con características especiales que van más allá de las notas sencillas.

Out of Milk permite elaborar diferentes listas de compras (y hasta de tareas pendientes). Cuenta también con una «Lista de la despensa», que sirve para recordar qué productos y en qué cantidades tenemos ya en casa, además de podemos también incluir sus fechas de caducidad. Es decir, que la app ejerce también las funciones de inventario.

Podemos introducir los productos a mano o escaneando el código de barras. Cada uno de los productos pueden contener varios detalles, entre los que se encuentra el precio. Gracias a esto, la aplicación nos permite calcular el total o parcial de la factura de cada lista. Además, como cuenta con un historial de precios, si lo mantenemos actualizado podremos ir viendo las variaciones que se produzcan.

Ya que podemos crear múltiples listas, los productos se pueden mover entre ellas y también entre la lista de la compra y la de despensa. Además, las listas que creemos podemos compartirlas por SMS o por correo electrónico si es que lo necesitamos.

Sin duda, una aplicación muy práctica para simplificar una tarea que, sin ser complicada, suele ser terreno abonado para la optimización. Y además, Out of Milk es gratuita por completo; es decir, que no viene ni con anuncios ni con pagos por funcionalidades extra. Si te es útil, siempre puedes adquirir la versión «Pro» por casi 2 dólares, pero en realidad solo se trata de una donación para el desarrollador pues no incluye nada adicional.