Nokia creó celulares que resistieron varias guerras

Comparte esto:
nokia-3310

Aunque hoy no es la misma empresa que fue en su momento más álgido, pocas compañías se pueden jactar de logros como los conseguidos por Nokia. Y uno de ellos es conocido por todos: el terminal Nokia 3310, que ha demostrado ser capaz de sobrevivir no a una, sino a dos guerras y zonas conflictivas, tal y como cuenta Dave Mitchell, un veterano del ejército británico en el retiro que ha sido entrevistado por Yahoo News.

A juzgar por sus palabras, es muy posible que Mitchell tenga a día de hoy el teléfono más antiguo en activo del Reino Unido. Así es: en estos momentos, sigue usando su Nokia 3310 por las ventajas que le supone. Y no se trata de una cuestión de nostalgia o de rechazo a los nuevos modelos, sino que para él este terminal cumple con sus necesidades: «No soy ningún dinosaurio. Se cómo funciona la tecnología actual. Simplemente no quiero estar mirando el teléfono a cada minuto. Si necesito entrar en Internet, espero a llegar a casa o al trabajo y lo hago desde un PC. Creo que esa manera de usarlo me proporciona una auténtica sensación de libertad».

17 años es el tiempo que hace que Mitchell tiene su 3310, y según cuenta no le ha fallado en ningún momento. Lo llevó durante muchas de las misiones que desempeñó mientras estaba en el ejército, varias de ellas en sitios conflictivos en los que tenía que entrar en combate, como Afganistán e Irak, aunque como es lógico tampoco lo ha dejado de lado cuando a estado en sitios más tranquilos como Alemania o Jordania.

Según explica, en todos estos años no ha necesitado cambiar la batería del teléfono. Esta además es capaz de hacer que una sola carga le dure cerca de dos semanas, algo impensable con los teléfonos actuales (aunque los celulares de hoy cuentan con funciones más demandantes, por supuesto). El único problema que le ocasiona su Nokia es encontrar planes que solamente vengan con llamadas y mensajes, ya que la mayoría siempre incluyen datos.

Todo lo que cuenta Mitchell es tan solo una prueba más de la legendaria resistencia del famoso Nokia 3310, capaz de seguir funcionando como el primer día hasta hoy. Ante un modelo como este, es fácil ponerse nostálgico y arremeter contra los «frágiles» smartphones actuales, pero recordemos que el 3310 no puede hacer muchas de las cosas que hoy consideramos no solo rutinarias sino hasta imprescindibles: llamadas sin costos adicionales a la conexión, envío de mensajes multimedia (vídeos, audios, fotos), navegación por Internet casi igual a la de escritorio, amplia gama de aplicaciones, etc.

Y es que aunque sea muy bonito cantar las bondades de aquel terminal, la mayoría de nosotros no podríamos pasar nuestro día a día solo con él. Los tiempos cambian, esta claro.