Comparte esto:

De acuerdo a datos provistos por la empresa de estadísticas StatCounter, hoy en día Android ya no es solamente el sistema operativo más popular en dispositivos móviles, sino que en términos de uso de Internet se ha convertido en el sistema más usado para conectarse, pasando por encima del archiconocido Windows de Microsoft.

Las cifras de StatCounter toman en cuenta tanto equipos de escritorio como portátiles, tablets y teléfonos. Todo combinado da como resultado que Android está detrás del 37,93 de todos estos dispositivos al conectarse a la red de redes. Windows le sigue muy, pero que muy cerca, a una distancia de 0,02 puntos, con un 37,91. Sí, es una diferencia muy pequeña, pero la suficiente como para ser destronado y, como dicen desde la compañía de estadísticas, marcar el «fin de una era».

Según dijo el CEO de StatCounter, Aodhan Cullen: «Esto es un hito en la historia de la tecnología y el final de una era. Marca el fin del liderazgo mundial de Microsoft en el mercado de los sistemas operativos, algo que ha mantenido desde la década de los 80. También representa un gran avance para Android, que solo representaba un 2,4% en el uso global de Internet hace solo cinco años».

Dejando de lado las razones generales del éxito de Android, cuya principal baza ha sido su capacidad de ser instalado en casi cualquier dispositivo, en este caso en particular frente a Windows se puede apreciar que no es tanto que el sistema de Google haya vencido al de Microsoft como que este haya perdido por sus propios medios.

La presencia de Redmond como plataforma móvil es realmente residual. Los equipos con Windows Phone o Windows 10 Mobile llegan a unas cifras que representan el 1% de todos los dispositivos, existiendo analistas que lo «elevan» hasta el 1,3% y otros que lo bajan hasta un desastroso 0,5%.

Microsoft no supo reaccionar a tiempo ante el advenimiento de la era móvil. Se quedaron congelados y tardaron mucho en emprender acciones que, además, fueron erráticas e inconsistentes. Como muestra de la infravaloración que ocasionó lo que ahora está ocurriendo, no está de más recordar aquellas famosas palabras que Steve Ballmer le dedicó al iPhone, el dispositivo que dio el pistoletazo de salida a lo que estamos viviendo actualmente:

Otra causa de que Android ahora sea el sistema con el que la mayoría de personas se conectan a Internet se puede encontrar en cómo se han disparado las ventas de teléfonos en los últimos años, algo que va parejo con el descenso de las ventas de PC trimestre tras trimestre. Y es que, siendo aún dominante Windows en ese sector con una presencia del 84%, si los PC caen, que también lo hiciese Windows era una cuestión de tiempo.

Teniendo esta presencia marginal en lo móvil y a pesar de los planes prometedores que circulan de vez en cuando, Microsoft ha dado signos que no quiere ir más allá de lo testimonial y que su inversión más fuerte no va precisamente en ese sentido, sino en el área donde se siente más cómoda: el escritorio. Por lo tanto, es difícil esperar un cambio de línea al menos a corto y mediano plazo.

Por lo tanto, a futuro podemos esperar que la ahora pequeña diferencia entre ambos sistemas solamente vaya agrandándose. En Redmond, no parecen estar dispuestos a plantear batalla, y en Mountain View les basta y les sobra con continuar con lo que están haciendo en estos momentos. Aunque quién sabe, podría ser que los únicos que, a futuro, les plantasen cara fuesenellos mismos.