Comparte esto:

Pasó la Gamescom de este año y, durante la misma, Microsoft hizo acto de presencia para hacer una serie de anuncios a lo largo de una intervención de 90 minutos. Lo cierto es que fue una presentación un poco larga para todo lo que tenían que decir, pero dejó algunas novedades a las que vamos a echar un vistazo a continuación.

Ya es posible reservar la Xbox One X

Uno de los anuncios más esperados era la posibilidad de reservar la nueva Xbox One X, anteriormente conocida como Project Scorpio. Y la espera tuvo su recompensa: sí, ya es posible reservar la consola, la cual está a la espera de recibir la aprobación oficial de Comisión Federal de Comunicaciones (FCC por su siglas en inglés). Una vez la reciba, el equipo estará disponible para la compra en las principales tiendas (se calcula que será a inicios de noviembre).

Y por cierto, que no hemos mencionado en vano el nombre con el que era conocida la consola antes de su presentación en sociedad ya que los de Redmond anunciaron una versión especial: la «Project Scorpio» edition, en honor del nombre de trabajo que se reveló en el E3 de 2016. Esta edición, pensada para los fans más entregados, viene con 1 TB de disco duro, un soporte exclusivo y un diseño especial.

 

La Xbox One S se pixela

La Xbox One S también tendrá sus propias ediciones especiales. Concretamente dos, destacando de entre ellas la que toma como inspiración uno de los juegos más populares del catálogo de Microsoft: Minecraft. De esta forma, aparte de venir con el susodicho juego, esta edición nos trae tanto consola como mando cubiertos por enormes pixeles que harán las delicias de los más fanáticos. Eso sí, solo vendrá con una versión: la de 1 TB.

La otra edición no viene tan decorada, aunque más que una edición en sí misma es tan solo un pack en el que la consola viene acompañada por el juego «Middle Earth: Shadow of War». Este pack estará disponible para las versiones de la Xbox One S de 500 GB y de 1 TB.

Trailers y más trailers

Aparte de estas ediciones, la presentación estuvo acompañada de trailers exclusivos de juegos que mayormente ya se habían presentado en el E3 de este año o que eran multiplataforma. Entre ellos estuvieron «Assassin’s Creed: Origins», «PlayerUnknown’s Battlegrounds», un Jurassic World city-builder, «ReCore Definitive Edition» (una edición que será gratuita para los que ya posean el juego) y, claro, «Middle Earth: Shadow of War».

En resumen, una presentación que, aunque no vino cargada de excesivas novedades y pecó de ser un tanto lenta, sirvió para abrir boca y preparar el terreno para el definitivo aterrizaje de la Xbox One X en las tiendas, algo para lo que muchos ya se están preparando.