Las velocidades de internet en móvil crecerán dramáticamente desde el 2019

Comparte esto:

Cuando hablamos por aquí del 5G, o quinta generación de tecnología móvil, decíamos que muchos expertos señalaban al año 2020 como aquel en el que por fin estaría disponible para los usuarios finales. Sin embargo, es posible que llegue antes de lo esperado.

O al menos así es como lo considera Steve Mollenkopf, CEO de Qualcomm, la conocida compañía fabricante de los procesadores para celulares Snapdragon. Mollenkopf dijo en la conferencia Fortune Brainstorm celebrada recientemente en Aspen, Colorado, que «Verán el 5G en 2019 con toda seguridad».

Esta declaración resulta sorprendente porque, hace un año, el mismo Mollenkopf afirmó que el 5G no estaría disponible hasta 2020. Sin embargo, ha cambiado de opinión porque, según sus propias palabras, «la gente nos está presionando para que vayamos más rápido».

Cabe recordar que las redes 5G ofrecerán una velocidad de transmisión de datos mucho mayor que la actual. En algunos casos incluso podrían llegar a ser tan rápidas como las redes más veloces que se pueden obtener en la actualidad, en las cuales la transmisión no se mide en megabits sino en gigabits.

Ahora bien, ¿a quién se refiere Mollenkopf al decir «la gente»? ¿Quién exactamente está demandando por una velocidad mayor? Pues por un lado tenemos a sectores como el de la salud, pero también a nuevas industrias como la de los autos conectados, a la que están fuertemente vinculados los vehículos autónomos, que vienen pisando muy fuerte.

Pero la demanda principal proviene del público en general debido al que hoy en día es el rey de la red: el vídeo. Los celulares cada vez tienen pantallas no solo de mayor tamaño sino también de mayor resolución y la gente quiere poder sacarles partido visualizando los vídeos a la calidad que su pantalla ofrece. Y para conseguir eso, se necesita mucho ancho de banda, algo que el 5G puede brindar sin dificultad.

¿Veremos entonces el 5G en 2019? El sector del vídeo en streaming está en auge y hay muchas empresas interesadas en que el 5G llegue cuanto antes. Por lo tanto, y a pesar de que todavía hay requerimientos que cumplir, como la definición del estándar y el despliegue del a red, lo cierto es que no es descabellado pensar que empezaremos a disfrutar de velocidades mayores antes de lo que las previsiones más optimistas habían dicho.