La visión de Intel sobre la conducción autónoma de autos

Comparte esto:

Intel es uno de los jugadores dentro de uno de los campos tecnológicos que más expectación ha generado en los últimos años: los vehículos autónomos. Es por ello que resulta interesante cuál es la visión que tienen ellos del sector. Y eso es lo que compartió en Bloomberg Stacy Smith, presidente de fabricación, operaciones y ventas de la compañía.

Para Intel, la economía que se generará en torno a los vehículos autónomos será de unos 7 billones de dólares, un número realmente significativo que ayuda a entender porque las compañías están sumergidas en la carrera que existe para posicionarse los primeros en este mercado.

Según explica Smith, los vehículos autónomos serán algo que transformará por completo nuestra sociedad: «Imagina un mundo donde transportarse de un sitio a otro, como la información, se convierta en esencia en gratuito. Empezará a cambiar todo. Cambiará como consumes la información, cambiará como piensas acerca de poseer un vehículo, te devolverá el control de tu tiempo, hará del mundo un lugar más seguro».

Este impacto provocará que cambien industrias enteras, como ha ocurrido con disrupciones similares que sucedieron en el pasado. Por lo tanto, siempre según Smith, se trata de una oportunidad enorme o de una amenaza enorme para muchas empresas.

Se estima que, como suele suceder, los primeros vehículos serán de alta gama y luego se irán abaratando. De hecho, esos primeros autos ya los estamos viendo. Desde Intel predicen que durante los próximos 5 años veremos decenas de millones de vehículos parcialmente autónomos en la carretera. Serán autos que podrán conducir por nosotros pero tendremos que coger el volante para tomar el control de vez en cuando.

Ahora bien, será en los siguientes 5 años a esos mencionados que contaremos ya con vehículos completamente autónomos. Y la experiencia será completamente diferente: no tendrán volante. Simplemente, nos subiremos, nos llevarán a nuestro destino y, cuando nos bajemos, el auto cogerá a la siguiente persona (al estilo de estos pods). Como es lógico, se espera una curva de adopción ligeramente pronunciada, pero al final eso es lo que nos encontraremos en un futuro que, como vemos, queda más cerca de lo que podríamos pensar.

Si las predicciones de Intel son acertadas, nuestro mundo está a las puertas de un cambio impresionante que no debería cogernos por sorpresa. Y a la luz de cómo las empresas están impulsando el desarrollo de los vehículos autónomos, no tendrían por qué estar equivocadas. Así que, prepárate para vivir otra revolución.