Comparte esto:

La comparecencia de Mark Zuckerberg frente al senado de los Estados Unidos por el caso de Cambridge Analytica ha sido, sin lugar a dudas, el centro de la actualidad de la semana. Pudo seguirse en directo a través de diferentes canales de Internet y dio pie a una gran cantidad de memes que sin duda permanecerán entre nosotros durante largo tiempo.

Al amigo «Zuck» se lo vio tenso, y no es para menos: sus respuestas podrían llevar a cambiar no solo a Facebook sino al mundo de las redes sociales tal y como lo conocemos. Ya lo dijimos: estamos en un momento decisivo, aunque eso no significa que las cosas vayan a cambiar drásticamente obligatoriamente. Pero sí es bastante posible que haya un antes y un después.

Fueron más de 5 horas de preguntas y respuestas que dieron para mucho. Hubo de todo: desde anécdotas como el del cojín de Zuck para que no se viese tan pequeño, hasta preguntas que evidenciaban qué senadores no habían hecho los deberes o no habían recibido el asesoramiento apropiado debido a lo despistado de sus preguntas.

Sin embargo, no fue un paseo para Mark, ni mucho menos. Hubo momentos duros, imprecaciones y reprimendas. Pero, de entre todo lo que se dijo, quizá uno de los momentos más incómodos fue cuando un senador le hizo un par de preguntas comprometedoras acerca de la privacidad:

Si no quieres darle al play, aquí tienes el intercambio que hubo entre ambos:

SENADOR: ¿Estaría cómodo compartiendo con nosotros el nombre del hotel donde se quedó anoche?

ZUCKERBERG [dudando]: No.

Si es que envió un mensaje a alguien esta semana, ¿compartiría con nosotros los nombres de las personas a las que “mensajeó”?

ZUCKERBERG: Senador, no. Prefiriría no hacerlo público aquí.

SENADOR: Creo que es de eso de lo que se trata todo esto.

No hay duda de que fue uno de los momentos estrella, poniendo sobre la mesa el tema de la privacidad y el interés que tenemos todos en mantenerla. Pero lo mejor de ella seguramente fue la sutileza con la que se hizo, logrando que el mensaje tuviese un mayor calado.

Ahora bien, ¿habrá servido la comparecencia de Zuckerberg para algo? A nivel de regulación, es algo que irá despacio y que solo podremos ver en los próximos meses (aunque en Europa, la situación es diferente). Pero nos referimos especialmente por parte de Facebook. La red social, que ha ido viendo como, desde el escándalo de Cambridge Analytica, se sucedían todo tipo de noticias acerca de sus intromisiones en la privacidad de sus usuarios, se ha ido embarcando en una serie de modificaciones que parecen buscar enmendar sus errores pasados y mejorar su reputación.

¿Será cierto? ¿Podremos confiar en el nuevo Facebook que salga de todo esto? De nuevo, es algo que solo podremos saber con el tiempo. Pero, por si acaso, mejor cuidarnos las espaldas con extensiones que nos ayuden a cuidar mejor nuestra privacidad.