Comparte esto:

Cuando en 2016, Apple decidió retirar el conector de audio de 3,5 mm del iPhone, sucedieron dos cosas al mismo tiempo: primero, muchos usuarios, tanto de la marca como no, pusieron el grito en el cielo; y después, vinieron las especulaciones acerca de cuánto tardarían el resto de compañías en seguir su camino.

Han pasado ya casi 2 años de esto. Y aunque no se ha producido una suma mayoritaria a la tendencia, lo cierto es que el conector va poco a poco desapareciendo. Lo hace con lentitud, aunque quizás sería mejor decir que con parsimonia debido a los factores que hace no desaparezca con más rapidez.

Si echamos un vistazo a lo que se ha presentado en el Mobile World Congress de este año, nos encontramos con que 17 de los 19 teléfonos presentados en el evento cuentan con el conector clásico. Solamente prescinden de él 3 modelos: el Sony XZ2, el Sony XZ2 Compact y el Nokia 8 Sirocco. Por cierto, que sus versiones anteriores sí lo incorporaban.

A pesar de esto, a partir de aquel septiembre de 2016 en que Apple presentó el iPhone 7, otros importantes modelos de diferentes marcas han ido dejando atrás los 3,5 mm. Entre ellos estuvieron la línea Google Pixel, Moto Z, HTC U11 y Xiaomi Mi 6. Es decir, equipos de gama alta.

La mayoría de los celulares anunciados en el MWC de este año son de gama media y baja, y todos tienen el conector clásico. Esto tiene mucho sentido, pues el perfil de usuario al que apuntan es diferente que el que buscan los gama alta. Va a ser difícil que los fabricantes eliminen el conector en esas gamas principalmente por una razón: Bluetooth.

Aunque los equipos vengan con una conexión de este tipo, en este momento los precios de los audífonos Bluetooth siguen siendo demasiado altos en relación a los de los teléfonos y a los auriculares convencionales. Y aunque el USB-C sigue siendo una opción, también resulta difícil encontrar audífonos de este tipo en los mercados donde los gama baja y media tienen más predicamento.

Está claro que, al menos en el corto plazo, será complicado que el conector clásico desaparezca de esas gamas. Pero está igualmente claro que va ir esfumándose con discreción de los gama alta. Es muy poco probable que las marcas que ya lo han eliminado lo vuelvan a añadir, así que su salida de las líneas mencionadas antes se puede considerar como definitiva. Y dado que, con Apple a la cabeza, se ha ido marcando el paso, también poco a poco se irán sumando otros buques insignia de otros fabricantes. Aunque hay que admitir que uno de ellos quizá no sea Samsung, que anda resistiéndose a ello quizá como una manera de diferenciarse.

Por lo tanto, si piensas comprarte un teléfono nuevo y es de gama alta, fíjate bien en cómo sale el audio del que elijas, pues si eres un amante del conector tradicional, hay muchas probabilidades de que te tengas que resignar a no usar tus audífonos de siempre. Para el resto, todavía será posible hacerlo. Al menos durante un tiempo más o menos largo.