Kradac: soluciones de gestión de movilidad creadas en Loja

Comparte esto:

Principalmente, existen dos tipos de empresas: aquellas cuyos productos o servicios se ofrecen directamente al público (business to consumer o B2C) y las que los ofrecen a otras empresas (business to business o B2B). Pero también hay una tercera opción: las que los ofrecen tanto al público como a las empresas.

De este tipo es la compañía acerca de la que vamos a hablar hoy: Kradac. Kradac ha ido pivotando a lo largo de su trayectoria en función de las necesidades del mercado hasta centrarse en el área de la movilidad. Para conocer más acerca de sus productos y su historia, conversamos con Bruno Valarezo, CEO de esta empresa afincada en Loja pero cuya oferta cubre todo el país y también tiene presencia en el extranjero.

Desde Loja para el mundo

kradac-movilidad

Los inicios de lo que más tarde sería Kradac apareció allá por el año 2007 o 2008, cuando un grupo de estudiantes de la UTPL fundó el club de robótica. «Ser parte del club de robótica nos permitió empezar a conocer la parte mecánica, la parte electrónica y la parte informática», explica Bruno.

Cuando fueron apareciendo necesidades de amigos y empresas, empezaron a desarrollar diferentes soluciones, llegando incluso a hacer un software para la parte industrial que se vendió en Alemania. Fue en ese punto que consideraron que eran capaces de desarrollar tecnología «desde Loja para el mundo», algo que se convirtió en el lema empresarial de lo que poco tiempo después fue por fin Kradac, que se fundó en 2010.

Como empresa, Kradac nació en lo que por entonces se conocía como «Loja, valle de tecnología», una incubadora de la UTPL (Universidad Técnica Particular de Loja) y que más tarde se convirtió en Prendho, donde pasaron entre 5 y 6 años hasta que se graduaron junto a otras 7 empresas más.

Uno de los primeros proyectos que se gestaron fue en el tema de rastreo satelital para taxis. Como nos cuenta Bruno, «esto salió a raíz de un robot que teníamos nosotros con GPS que eramos capaces de enviarlo de un punto de la ciudad a otro. Esto lo presentamos al municipio y el municipio nos dijo perfecto parece que sí saben lo que quieren hacer, hagamos prueba. Nos dieron 15 días para hacer un piloto y ahí es donde arrancamos para hacer el sistema de geolocalización. Poco a poco nos fuimos metiendo más en soluciones enfocadas en movilidad».

En la actualidad, Kradac brinda varios productos, todos ellos relacionados con la movilidad, como vamos a ver a continuación.

Solicitud de carreras y hasta de compras: Ktaxi

kradac-ktaxi

Ktaxi es una plataforma para la gestión y administración de solicitudes de carreras de taxi. Nació como un sistema de rastreo satelital para las empresas de transporte y luego fue evolucionando para dar servicio a usuarios finales. «Empezamos a pivotar hacia ideas como solicitar taxis por medio de un SMS y ya ir metiéndonos en la parte de los dispositivos móviles allá por el año 2011» explica Bruno. «Ya en el 2014 empezamos a trabajar y en 2015 sacamos ya nuestro propio aplicativo».

A nivel de usuario, cualquiera puede descargar Ktaxi para solicitar una carrera en aquellas ciudades en las que está operativo el servicio, aunque también se puede solicitar vía web. Actualmente, están en las ciudades de Santo Domingo, Ibarra, Riobamba, Cuenca, Loja, Zamora, Tulcán y Machala, y próximamente estarán en Manta y Quevedo. En cuanto a las dos principales ciudades del país, en Quito están arrancando con 2 empresas y tienen disponibles alrededor de unas 100 unidades. En cuanto a Guayaquil, todavía no tienen unidades allí, pero están estudiando la mejor estrategia para llegar al puerto principal.

En lo referente a conductores, Kradac trabaja directamente con ellos o bajo convenio con organizaciones de transporte. «Siempre trabajamos con lo que es transporte legal y regularizado, ajustándonos a la regulación a nivel nacional» especifica Bruno.

Cabe resaltar que, aunque actualmente hay diversas aplicaciones de este tipo en el mercado, Ktaxi tiene algunas singularidades que resultan llamativas.

Una de ellas es la posibilidad de seleccionar la operadora de la que provendrá la unidad que nos atienda. Introdujeron esto debido a que, como Bruno no explica, «Muchos usuarios tienen sus operadoras de taxi preferidas. Llegaban incluso a decirnos que querían que les atendiesen tal persona de tal cooperativa. Entonces sacamos una sección para poder seleccionar la operadora».

Si por algo se caracterizan en Kradac es por su capacidad de maniobra, lo cual les permite adaptarse a las necesidades de sus usuarios. Esto puede apreciarse también en el hecho de que el servicio de radio taxi esté implementado también en la aplicación.

Bruno nos cuenta de donde nació la inclusión de esta funcionalidad: «Cuando nosotros quisimos implementar el tema de aplicativos móviles en la ciudad [Loja], de 300 taxistas que llegamos a reunir para trabajar, 5 tenían un smartphone y ninguno tenía un plan de datos. Entonces, adaptamos todo nuestro sistema para que trabajen con empresas de radio taxi».

Gracias a esta estrategia, desarrollaron un sistema con el que pueden implementar su servicio con facilidad en cualquier ciudad que tenga un perfil similar: «Podemos tener de un día para otro en una ciudad 100 o 200 taxis basados en el sistema de radio tradicional, y poco a poco ir induciendo a los taxistas que vayan emigrando a un celular para que se vayan convirtiendo en Smart taxis».

Otro servicio incluido en Ktaxi es el de «Taxi compra», el cual nos explica Bruno con claridad meridiana: «En ciudades medianas y pequeñas, es muy común que un usuario necesite realizar una compra y la solicite por medio de un taxi, así que añadimos un módulo llamado Taxi compras: haces un pedido, por ejemplo una pizza de un local concreto; el taxista la evalúa, da un valor referencial, hace la compra y le lleva la pizza al usuario».

Actualmente, Ktaxi está ofreciendo en torno a 4 mil carreras por día en Loja, lo cual son «números bastante interesantes para una ciudad mediana», como dice Bruno. Además de brindar servicio en las ciudades ya mencionadas de Ecuador, la aplicación también está disponible para Colombia, donde está operativa en el municipio de Yumbo y próximamente en Cali, en Bolivia y no dentro de mucho en Perú.

En total, Kradac ha conseguido por medio de Ktaxi mover más de 2 millones de carreras a nivel nacional, generando más de 2 millones de dólares hacia el sector del taxi organizado. Además «Tenemos más de 100 mil clientes registrados en plataforma y seguimos expandiendonos».

Mejorando la gestión de los buses con Kbus

kradac-kbus

Kbus es, a diferencia de Ktaxi, un producto principalmente empresarial, ya que se ofrece exclusivamente a cooperativas y compañías de buses. Sin embargo, tiene también su proyección hacia el lado del usuario, como veremos más adelante.

Se trata de una solución muy adaptable, que sirve «tanto para empresas muy grandes como para empresas muy pequeñas». La tecnología de Kradac parte de un sistema GPS que se instala en los buses, de forma que se pueda llevar control de las rutas y las frecuencias de tránsito. Este se complementa con un contador de pasajeros y un sistema de pago por medio de una tarjeta NFC, el cual esperan en algún momento evolucionar a uno a través del celular, también mediante tecnología NFC.

La conjunción de estas herramientas le permite al propietario del bus «saber cuánto dinero ha recaudado en el día». Pero no solo eso, sino que «a la cooperativa y al municipio le sirve para saber en qué sitios el bus va muy ocupado o con muy poca gente para poder planificar mejor las rutas y las frecuencias. Con este tipo de tecnología se puede racionalizar el sistema de transporte».

Como decíamos antes, el producto Kbus se complementa con una aplicación móvil para el usuario final, la cual es de reciente creación. Por medio de ella, es posible conocer la información de las rutas, ubicar en qué tiempo va a llegar un bus a la parada, saber con si está muy lleno o vacío, y provee de navegación: indica cómo ir hasta una parada, qué bus coger y luego el recorrido andando hasta el destino fijado.

Hoy por hoy, la aplicación móvil cuenta con 2.500 usuarios. «No le hemos dado mucha difusión a este tema» explica Bruno. «Estamos en una etapa para que el usuario final la conozca, pues esta aplicación es nueva».

Kbus funciona como solución completa en varias ciudades del país como Loja, Machala, Ambato, Otavalo, Guayaquil, Zamora y Manta, además de otras ciudades más pequeñas. A nivel internacional, también está en Colombia. Actualmente, están internacionalizando el producto, estando en conversaciones para arrancar en una ciudad de la costa de México.

También han hecho varios intentos de llegar a Quito, pero Bruno nos explica que «los transportistas están muy reacios a hacer inversiones económicas debido a que no saben cómo les va a afectar el tema del Metro. Hay mucha incertidumbre acerca de como se va a tratar el tema de transporte por parte del municipio».

Optimizando el sistema de estacionamiento tarifado

El tercer y principal producto de Kradac son unas aplicaciones para el Sistema Municipal de Estacionamiento Rotativo Tarifado de la ciudad de Loja, el SIMERT, de manera que han automatizado y digitalizado todo el proceso tanto para el lado del controlador como para el lado del usuario.

«Quien está expendiendo estas tarjetas, controlando que la plaza esté ocupada y el tiempo de ocupación, tiene una tablet donde registran todos los datos» explica Bruno. «Y el usuario tiene un aplicativo móvil donde puede hacer sus recargas, activar el tiempo prudente que va a ocupar y, si necesita más tiempo, extenderlo. Si no se ocupa todo el tiempo reservado, el sistema reembolsa el saldo pertinente». El saldo puede acreditarse por tres métodos: por medio de las bancas móviles de los bancos locales, por tarjetas de crédito y por recargas en tarjetas prepago.

El servicio se integra también con parqueaderos privados, pudiendo hacer en uno de ellos la reserva de una plaza cuando todas las plazas de calle están ocupadas. Pero, aunque el desarrollo de esta funcionalidad está hecho, el módulo dentro de la aplicación no está activado debido a que falta definir el proceso de cobro y pago entre el municipio y los entes privados: «técnicamente ya lo tenemos, pero hay que esperar a los abogados para implementar definitivamente. La tecnología avanza más que la parte de leyes».

Este sistema para el SIMERT es de reciente implantación y está por ahora limitado a un área concreta: «Ya vamos un mes más o menos desde que iniciamos. Tenemos mil usuarios en la ciudad. Y vamos a expandir el sistema esta semana a unas 10 cuadras más. La aspiración es llegar en algún momento a cubrir toda la ciudad».

Aparte de tener prevista la evolución con el módulo mencionado, también están haciendo pruebas con otros complementos para enriquecer el sistema: en un parqueadero, han colocado una cámara para detectar en tiempo real y por medio de visión artificial si la plaza está libre u ocupada.

El mercado no es solo local

kradac-mercado-global

Con el tiempo y la actividad incesante, el portafolio de Kradac ha ido consolidándose: «Hace mucho tiempo hacíamos de todo. Pero poco a poco nos hemos ido centrando en temas de movilidad. Hay algunas empresas a las que les seguimos dando seguridad electrónica. Pero ya no hacemos eso, las mantenemos porque es muy importante para ellas».

Ya mirando hacia el futuro, la visión que tienen es que todas las soluciones se integren en una sola: «Tratamos de que nuestras soluciones se vayan complementando. Si bien es cierto que han ido naciendo de forma aislada y consecutiva, porque un taxista nos recomendó a un transporte urbano y este a un transporte interprovincial y este a una carga pesada y así, nuestro objetivo es dar solución tecnológica a la movilidad de las ciudades, una solución integral. Ahora mismo, todo está salpicado en varias aplicaciones. En algún momento queremos tener todo esto unificada en una sola. Además, de ahí queremos ir evolucionando al tema de movilidad como servicio: queremos apuntar para allá».

Entre los principales desafíos que deben enfrentar como empresa, está uno que aparece de manera recurrente en todas nuestras entrevistas con diferentes compañías del país: el tema cultural. Sin embargo, en este caso con ciertos matices particulares, como vemos en lo que Bruno nos explica:

«Lo que se nos viene a futuro es un tema más de usuarios, de de poder convencerles de que nuestro producto es bueno, definir muy claramente nuestra propuesta de valor y hacerla que se ejecute. La verdad es que con los transportistas es un poco complicado. Los gobiernos de turno les han dado mucho poder y a veces se creen ingobernables. Y cuando vienen Uber o Cabify, les sacan las falencias. Tratar de que el taxista se convierta en un conductor es una misión a la que tenemos que apuntar».

Junto a esto, el otro reto principal es trascender las fronteras, tanto internas como externas, con todos sus productos, algo en lo que ya están embarcados con éxito: «Tenemos el panorama muy muy claro. Loja no es nuestro mercado. La verdad, lo he manifestado en algunas charlas aunque la ciudadanía se nos molesta mucho: Loja es nuestro laboratorio. Aquí es donde experimentamos. Es donde se nos permite pivotar o probar estas soluciones y llevarlas a otras ciudades».

Respecto a esto último, Bruno concluye con lo que se puede interpretar como un llamado a todo el sector tecnológico nacional: «En el país hay muchas soluciones y tenemos que juntarnos todas para escalar. El mercado tampoco es local. Mínimo tenemos que pensar a nivel de América Latina. Nuestra idea es dar a conocer lo que estamos haciendo, buscar otros actores y ver cómo nos podemos unir. Estamos en el sur pero estamos haciendo un proceso interesante».

Desde Tekzup queremos felicitar a Kradac por ese empuje y esa pasión que les caracteriza a la hora de hablar de sus productos y también, sin duda, por toda su trayectoria. Les deseamos que continúe siendo exitosa y que ese futuro al que apuntan no tarde en llegar pues con él no solo se verán beneficiados ellos, sino la sociedad en su conjunto. Si quieres saber más de Kradac, puedes encontrarlos en su sitio web, desde donde podrás acceder a sus aplicaciones en Google Play y en Apple Store, en Facebook y en Twitter.