Comparte esto:

La noticia saltó hace poco: un grupo anónimo de hackers aseguraba haber irrumpido en los servidores de HBO y haberse descargado de allí un total de 1,5 terabytes de información. Al principio, parecía un «simple» ataque que buscaba perjudicar al canal de TV, pero ahora se ha desvelado las verdaderas intenciones de los delincuentes: obtener dinero, como siempre.

Después de haber colgado resúmenes de un algunos capítulos de Game of Thrones y de otras series como Barry o Room 104, junto con un archivo que contiene las contraseñas de la vicepresidenta de asuntos legales del canal, Viviane Eisenberg, los hackers han exigido a HBO el pago de varios millones de dólares en bitcoins (no se han especificado cuantos). Si no se efectiviza el rescate en tres días (se supone que a partir del 8 de agosto), liberarán esos 1,5 terabytes que tienen en su poder.

Para reforzar su amenaza, esta vino acompañada de 3,4 GB de archivos que el grupo dice que provienen de HBO. De acuerdo a Associated Press, en estos archivos se encuentran, entre otras cosas, el borrador del guión de un próximo capítulo de Games of Thrones, correos electrónicos de un ejecutivo de HBO y documentos conteniendo los números de teléfono personales y las direcciones de correo de varios actores de Games of Thrones, incluyendo los datos de Emilia Clarke, Peter Dinklage y Lena Headey.

Las demandas se hicieron llegar por medio de un vídeo de cinco minutos enviado al CEO del canal, Richard Pleper. El remitente fue un tal «Mr. Smith». En él, los hackers dijeron que les tomó 6 meses conseguir entrar en la red de HBO, así que lo que quieren es su «salario de 6 meses en bitcoin». Como referencia, aseguraron ganar entre 12 y 15 millones de dólares anuales con chantajes como este, por lo que podemos hacer el cálculo de que lo que están pidiendo es entre 6 y 7,5 millones dólares.

Actualmente, el sitio de los hackers, Winter-Leak.com, está caído y se desconoce la razón. Desde el canal han asegurado que no creen que todo su sistema de correo se haya visto comprometido y tanto el FBI como la compañía de ciberseguridad Mandiant, que es la que investigó el hackeo que sufrió Sony en 2014, están trabajando con HBO para llegar al fondo de este asunto.

Es de suponer que el canal no tiene intenciones de ceder a las demandas de los delincuentes, por lo que habrá que ver si a finales de esta semana cumplen sus amenazas. Aunque su sitio esté caído, desde luego no faltan canales por la red por los que difundir la información que está en su poder.