Comparte esto:

119.756 bitcoins. Eso es lo que desapareció de las arcas virtuales de Bitfinex. Así, puesto en su unidad original, para el gran público puede parecer una cantidad relativamente pequeña. Pero esto cambia si convertimos la moneda virtual según la tasa del momento del robo: 65 millones de dólares.

Bitfinex es una página de intercambio o conversión de bitcoins. Está registrada en Hong Kong, pero sus empleados están distribuidos por todo el mundo. Es el tercer sitio de intercambio de bitcoins del mundo y el primero en cuanto a transacciones hechas en dólares.

Fue la misma compañía la que comunicó, a través de un post en su blog oficial el 2 de agosto, que habían tenido una brecha en su seguridad que condujo a que el robo se produjese. Al hacerlo, suspendieron sus actividades y entró en modo de mantenimiento mientras se empezaban a dar los pasos necesarios para una investigación preliminar.

El sitio continuó así hasta el domingo 7 de agosto, cuando de nuevo habilitaron el acceso a sus usuarios de forma parcial. Según comunicaron de nuevo desde su blog: «Estamos empezando el proceso de poner la plataforma online de una forma controlada y segura. Actualmente el sitio está disponible solo a manera de solo lectura mientras continuamos trabajando para proporcionar una funcionalidad total. Esto significa que los usuarios podrán acceder a sus cuentas pero el comercio, los depósitos y los retiros estarán inhabilitados por ahora».

coindesk-bpi-chart

Como es lógico, en cuanto se tuvo noticia del robo, el valor de bitcoin se vio afectado, cayendo de 602,78 $ hasta 517,05 $. A lo largo de toda la semana pasada, la valoración de la moneda virtual ha ido recuperándose de manera escalonada y ligeramente irregular. Todavía no ha recuperado la que tenía antes de que se conociese el problema de Bitfinex, pero el lunes de esta semana, 8 de agosto, ya había subido hasta los 591,22 $.

Las monedas digitales, objetivos de delincuentes

Este «atraco» es el último en una serie de hackeos que han sufrido los sitios de intercambio de criptodivisas, algunos dejando a las compañías al borde de la quiebra y todos causando pánico en sus mercados.

Por ejemplo, la DAO (Decentralized Autonomous Organization), una firma independiente de capital riesgo construída sobre Ethereum, consiguió reunir hasta 220 millones de dólares en ethers, una moneda competidora de bitcoin, pero les robaron 79 millones, lo cual no solo afectó al ether, sino también al precio de bitcoin.

También, hace más o menos un mes, a principios de julio, a otra compañía de canje de bitcoins, Bitstamp, le quitaron de sus «arcas» 5 millones de dolares. Y por supuesto, no hay que olvidar los robos que sufrió Mt. Gox, que perdió 460 millones durante 2014.