Comparte esto:

Una de las primeras organizaciones que tomó medidas respecto a Facebook, motivada por lo ocurrido con Cambridge Analytica, fue la fundación Mozilla, declarando que dejaban de pagar por publicidad en Facebook. Sin embargo, fieles a su forma de actuar, no se quedaron ahí, sino que dieron un paso adelante para proteger a sus usuarios.

Para ello, desarrollaron una extensión muy especial para Firefox: Facebook Container. Lo que hace este complemento es aislar nuestra identidad de Facebook del resto de nuestra actividad a lo largo y ancho de la World Wide Web. Con él, seguimos usando la red social con total normalidad, como si nada pasase. Y sí, seguimos viendo publicidad dentro de ella. Pero hay una diferencia: a Facebook se le hará mucho más difícil usar nuestra actividad en otros sitios para mostrarnos anuncios personalizados.

Como ya dijimos en otro momento, Facebook nos rastrea fuera de su red, entre otras formas, por medio de los botones «Me gusta». Es así que consigue saber qué sitios visitamos y, a partir de esa información, infiere otros datos que pueden faltarle o que directamente no le hemos dado (por ejemplo, nuestra tendencia política).

Lo que hace la extensión apenas la instalamos es eliminar las cookies de Facebook del navegador y cerrar nuestra sesión. La siguiente vez que entremos a la red social, se nos pedirá que abramos sesión y podremos observar una sutil diferencia: la pestaña de Firefox tendrá una línea azul en su base y, en la URL, habrá una notificación de que el «contenedor» está activo.

facebook-container-firefox

A partir de aquí, podremos seguir con total normalidad. Si queremos compartir una página usando un botón que esté en ella, podremos hacerlo. Sin embargo, no es lo recomendable, pues la información se enviará a Facebook desde el sitio web que compartimos.

Como es lógico, esta medida de protección de privacidad tiene sus inconvenientes: es posible que la identificación en sitios de terceros por medio de Facebook no funcione correctamente. Lo que no funcionarán seguro son los comentarios de Facebook y botones de «Me gusta» colocados en otros sitios. Pero es gracias a esto, a que no funcionen, que se impide que la red social asocie la información de nuestra actividad en otras partes de la web con nuestra identidad dentro de ella.

Aunque para algunas personas puede parecer que limita la experiencia, en realidad la solución de Mozilla es bastante práctica para proteger mejor nuestros datos sin dejar de usar Facebook, algo que para muchos resulta inasumible hoy en día. Por el momento, solo está disponible para Firefox y no se ha mencionado nada acerca de su traslación a otros navegadores. Pero no sería de extrañar que poco a poco vayan apareciendo soluciones similares.