¿Están manipulados los resultados de Google como sostiene Donald Trump?

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha puesto su mirada en los resultados de búsqueda de Google. Aunque parezca un delirio de persecución, Trump afirma que los resultados están manipulados; pues las búsquedas de noticias sobre él, ofrecen siempre historias negativas.

Su malestar lo expresó en la red social Twitter, (que paradójicamente criticó en días pasados) donde acusó que el 96% de los resultados de las búsquedas de noticias sobre su persona provienen de medios de izquierda. Mientras que los medios conservadores son silenciados por Google.

“Google y otros están suprimiendo las voces de los conservadores y escondiendo informaciones y noticias que son buenas. Están controlando lo que podemos y no podemos ver. Esta es una situación muy seria, ¡será estudiada!”, mencionó Trump.

Al parecer el presidente se suma a las críticas de expertos que advierten el peligro que significa que Google acumule más de un 70% de las búsquedas mundiales, convirtiendo a su algoritmo en una herramienta de manipulación de la opinión pública.

Antes las declaraciones de Trump, Google negó enfáticamente manipular la opinión pública señalando que su algoritmo de búsqueda está diseñado para seleccionar las noticias más populares, sean negativas o positivas. Además, evalúa cientos de factores que incluyen el historial del usuario y la cantidad de sitios destacados que se vinculan a la búsqueda, luego clasifica los resultados según su orden de utilidad.

Si bien los resultados de búsqueda pueden variar entre usuarios, Google no revela los algoritmos que impulsan su motor de búsqueda, ni detalla los factores que generan que un medio de noticias tenga una clasificación más alta que otro. Esta naturaleza reservada de sus algoritmos ha puesto en tela de duda sus intenciones y abre la incógnita sobre una posible orientación política.

Un vocero acreditado de Google mencionó: “La búsqueda no se usa para establecer una agenda política y no sesgamos nuestros resultados hacia ninguna ideología política. Trabajamos continuamente para mejorar la búsqueda de Google y nunca clasificamos los resultados de búsqueda para manipular el sentimiento político”.

Google-Donald_Trump

Aunque el panorama aún es incierto, para Donald Trump esto es toda una conspiración en su contra y señaló que las acciones de Google podrían ser ilegales, al no equilibrar el contenido de sitios web conservadores y de izquierda.

Mientras este tema se resuelve, las demandas de censura en redes sociales han llegado al congreso estadounidense, donde los legisladores han pedido a los ejecutivos de Facebook, Twitter y Google que testifiquen sobre la censura y la interferencia electoral el 5 de septiembre.

Este tema deja muchas incógnitas sobre el manejo de los resultados de búsqueda por parte de Google. Sin embargo, deja claro que Trump pasó de ser un defensor de Google a convertirse en su mayor crítico. En el pasado mes de julio Trump arremetió contra la Unión Europea por una multa de 5.000 millones de dólares impuesta a Google. Conspiración o no, solo el tiempo lo dirá.

Fuente imágenes: Diario La Razón