Esta película de Netflix fue filmada solamente con cámaras GoPro

Comparte esto:

La amplia variedad de cámaras existentes y su presencia en casi cualquier esfera de nuestra vida ha llevado a los creadores audiovisuales a hacer todo tipo de experimentos con ellas. Y uno de ellos, llegó recientemente a Netflix: Face 2 Face, una película grabada íntegramente con cámaras GoPro.

Nacida como parte del contenido original del servicio de vídeo bajo demanda, Face 2 Face cuenta la historia de dos amigos de la infancia, Madison (interpretada por Daniela Bodadilla) y Teal (Daniel Amerman) que vuelven a entrar en contacto y que se comunican entre ellos a través de videoconferencias, estando cada uno al otro lado del país. La película se narra enteramente desde los puntos de vista de las computadoras portátiles y los celulares que usan para comunicarse.

¿Y por qué optar por cámaras GoPro y no por usar directamente los celulares que se supone que emplean los protagonistas? Cuestión de calidad. Se hicieron pruebas tanto con iPhones como con GoPros con el objetivo de obtener una alta calidad de imagen. Al final, tanto el directo de la película, Matt Toronto, como el director de fotografía, Kristoffer Carrillo, se decantaron por la GoPro Hero4 debido a los controles adicionales y las vistas de pantalla ancha que ofrece.

Cada una de las cámaras iba equipada con una pequeña pantalla y un micrófono para que los actores la pudieran sostener como si tratase de un celular, de manera que fueron ellos los que hicieron la mayoría del trabajo de filmación, no solo de interpretación. Para los momentos en los que los personajes conversaban a través de un PC, lo que hicieron fue colocar la GoPro en la parte superior de la pantalla de una laptop junto también con micrófono.

Curiosamente, en algunos casos los actores estaban realizando una conversación real de FaceTime mientras rodaban, aunque la transmisión original no fuera la se registrase. Los motivos de esto fueron 2: artísticos y presupuestarios.

Y es que, para mantener los costes de rodaje bajos, en lugar de grabar simultáneamente con el doble de equipos y personal, cada personaje se grabó por separado. Pero para obtener una reacción más genuina y además también medir bien el tiempo entre líneas, el otro actor hacia su interpretación al otro lado de su FaceTime.

Según declaró Toronto, «Si bien en algunos aspectos era una película de bajo presupuesto, en otro sentido era en gran medida orgánica porque los actores hacían el trabajo de cámara. La forma en que casaron su actuación con el trabajo de la cámara hizo que fuera muy emocionante trabajar en ello».

La película se dio por finalizada en 2016, tras el correspondiente trabajo de postproducción, y a continuación estuvo en 2017 circulando por festivales. Está en Netflix desde enero, así que puedes comprobar con tus propios ojos cuál ha sido el resultado final que se obtuvo con este peculiar sistema de filmación.

Sin embargo, antes de terminar, cabe señalar que Face 2 Face no ha sido la única película íntegramente narrada a través de tan singular punto de vista: en 2014, el director español Nacho Vigalondo dio a luz Open Windows, un thriller protagonizado por Sasha Grey y Elijah Wood, cuya acción se cuenta enteramente a través de pantallas digitales. Dejamos aquí el trailer por si te animas a buscarla y verla: