Comparte esto:

Hay que reconocerlo: tenemos una relación de amor y odio con dormir. Mientras que por un lado se reconoce la necesidad que tenemos todos de una serie de horas de sueño al día, el frenético ritmo de vida moderno nos impulsa a sacrificarlas y, por lo menos, reducirlas. Incluso existe cierta tendencia a considerar el sueño como un «mal necesario» y hasta un desperdicio de tiempo.

Eso es un error. Lo cierto es que dormir es imprescindible, y también lo es hacerlo durante el tiempo adecuado. Y ahí es donde entra en juego otro equívoco: que todas las personas necesitamos el mismo tiempo de sueño para que este sea de calidad. Es cierto que hay un promedio bastante generalizado de entre 7 y 8 horas, pero existe gente que necesita menos y otra que necesita más.

Y luego están aquellos que no les importa cuánto necesitan, ya que permanecen despiertos hasta tarde y se levantan muy temprano con el objetivo de ir por delante del resto del mundo. Esta tendencia está muy generalizada entre ejecutivos de todo tipo de industrias y tampoco es una excepción en el mundo de la tecnología.

Utilizando fuentes variadas, Business Insider elaboró una lista de cuánto duermen algunas de las consideradas personas más exitosas del mundo. De ella, hemos extraído nosotros a aquellos que están relacionados con la industria tecnológica. Y aunque tampoco es que sea algo que nos trace un perfil muy exacto de qué tan sano es el comportamiento de los ejecutivos tecnológicos respecto al sueño, al menos sí nos deja ver que existe una mayor tendencia a dormir el tiempo promedio que a dormir menos.

Jack Dorsey, confundador de Twitter y actual CEO de la compañía de microblogging, duerme entre 4 y 6 horas diarias. Tal y como le va a la empresa del pajarito, parece que sería bueno que @jack se diese permiso para dormir más. Así a lo mejor podría consultar adecuadamente ciertas decisiones con la almohada.

Richard Branson, dueño de Virgin, duerme un poco más que @Jack: entre 5 y 6 horas diarias. Pero a juzgar por el éxito de Virgin Group, parece que en su caso son más que suficientes.

Elon Musk, CEO de Tesla, Space X y de cualquier otra idea loca que le venga a la cabeza. Musk duerme unas 6 horas. Quizá esté ahí el secreto de su éxito, quién sabe.

Tim Armstrong, CEO de AOL, también duerme solo unas 6 horas. No parece que sea algo que le perjudicase, pues antes de llegar a America On Line para cambiar el rumbo de la compañía, fue el presidente de operaciones de Google en Estados Unidos.

Arianna Huffington, fundadora de Thrive Global y del Huffington Post, duerme entre 7 y 8 horas, dando de esta manera ejemplo en lo que se refiere a mantener un horario de sueño equilibrado: Huffington está últimamente tratando de revertir esa tendencia a reducir el tiempo empleado en dormir para que todo el mundo pueda disfrutar de los beneficios para la salud que da pasar una buena noche entre las sábanas.

Jeff Bezos, CEO de Amazon, duerme sus 8 horas completas. Tal y como le va a su empresa, tiene razones para dormir con tranquilidad. Sobre todo porque ha demostrado que, cuando está despierto, sabe sacarle todo el partido a las horas de vigilia.