Conoce algunas heroínas de la tecnología

Comparte esto:

Tradicionalmente, el mundo de la tecnología ha estado fuertemente asociado al hombre y hasta ahora sigue estándolo. Basta con echar un vistazo a los nombres detrás de las grandes empresas actuales: pocos o ninguno de ellos es de una mujer.

Pero, dejando al margen una situación en la que ya se está trabajando de cara a cambiarla (no sin que haya resistencia), más grave quizá sea que el papel de la mujer en la tecnología ha sido siempre invisibilizado, convirtiéndose así en uno de los factores por los que hay tan poca presencia femenina en el sector. Y es que, como dijo Reshma Saujani, fundadora de Girls Who Code, «Tiene que haber modelos a seguir. No puedes ser lo que no puedes ver».

Con esto en mente, y tomando como base esta cita, desde ONU Mujeres publicaron una reveladora infografía destacando el papel de 6 mujeres en el mundo de la tecnología, tanto en la época actual como en épocas pretéritas. Es tan solo una breve selección de entre una plétora de féminas invisibilizadas no solo con el transcurrir de los tiempos, sino también en la actualidad.

¿Y quienes son estas mujeres? Conozcámoslas a continuación.

Mariam al-Asturlabi o Al-‘Ijliyah

Comenzamos por la más remota, una astrónoma siria del Siglo X que desarrolló y fabricó de manera pionera astrolabios, que es un instrumento astronómico usado para la navegación. El asteroide del cinturón principal 7060 Al-‘Ijliya lleva su nombre en su honor.

Ada Lovelace

Fue una matemática británica del siglo XVII que generalmente es opacada por Charles Babbage, con quien trabajó en el desarrollo de la «máquina analítica» (una calculadora mecánica). Se la considera la primera persona que vaticinó las computadoras de uso general, previendo que irían más allá de la realización de simples cálculos numéricos. Se la considera como la primera programadora del mundo debido a que entre sus notas se encontró lo que es reconocido hoy como el primer algoritmo destinado a ser procesado por una máquina.

Blanca Treviño

Con Treviño saltamos ya a la actualidad, pues esta mexicana es la fundadora y directora ejecutiva de Softtek, una empresa que hoy día es uno de los proveedores de servicios de tecnologías de la información más importantes de América Latina, llegando a exportar dichos servicios a Estados Unidos, que cuenta con un mercado que representa las dos terceras partes del existente en todo el mundo.

Juliana Rotich

Rotich es una experta keniata en tecnología de la información que ha desarrollado herramientas web para realizar crowdsourcing de información durante crisis y cobertura de temas relacionados con el medio ambiente. Es la cofundadora de Ushahidi, una plataforma de software libre que usa utiliza geolocalización de fuente compartida, celulares y datos compartidos por web para proporcionar ese tipo de información. Esta plataforma fue utilizada por comunidades en Ecuador tras el terremoto de abril de 2016 para recopilar datos.

Lucy Peng

Jack Ma es la cara visible (y a veces extravagante) del gigante chino de comercio electrónico Alibaba. Sin embargo, Lucy Peng fue una de las fundadoras de esta enorme empresa. Anteriormente profesora en la Universidad de Finanzas y Economía de Zhejiang, se convirtió en magnate empresarial y fue la artífice de convertir Alipay en la principal plataforma de pago en China.

Mary Lou Jepsen

Jepsen es una pionera estadounidense en lo que se refiere a imágenes. Pero no estamos hablando de simples fotografías, sino de óptica, tratamiento de imágenes y hardware de gráficos. Fue jefa de la división de pantalla en Google X (la empresa del buscador dedicada a realizar grandes avances tecnológicos), cofundadora y primera jefa de tecnología del conocido proyecto One Laptop Per Child, ejecutiva en el Oculus VR de Facebook, y fundadora y CEO de Pixel Qi (fabricante de pantallas de alto rendimiento, algunas de tinta electrónica, legibles bajo luz solar para dispositivos móviles). Eso entre otras cosas que nos dejamos fuera. Su emprendimiento más reciente es OpenWater, una empresa que busca que la realización de imágenes por resonancia magnética funcional del interior del cuerpo pueda tener un precio que esté al nivel de la electrónica de consumo y que pueda realizarse a través de wearables.