Cómo configurar el nuevo DNS de Cloudflare para navegar más rápido y seguro

Comparte esto:

A Cloudfare, la empresa de servicios de seguridad conocida especialmente por su red de entrega de contenido, no se le ocurrió otra cosa que anunciar un nuevo servicio llamado 1.1.1.1 el pasado 1 de abril, el día estadounidense de los inocentes y una de las fechas en las que los que escribimos de tecnología debemos estar más atentos para que no nos cuelen cosas falsas.

Mala idea, pues estoy seguro que más de uno pensó que se trataba de una broma. Pero no, no lo fue. Lo reconozco: el que aquí firma no se lo tragó en primera instancia. Pero mira, no solo ha resultado ser verdad sino que se trata de una propuesta muy interesante, pues 1.1.1.1 es un servicio de DNS que, según dice Cloudfare, es el más rápido y con mayor privacidad de todo Internet.

Antes de continuar, hagamos una parada para explicar brevemente qué es eso de los DNS. Si lo sabes, sáltate este párrafo. Si no, pues continúa. ¿Sigues ahí? Pues bien: DNS significa Domain Name System o sistema de nombres de dominio. Básicamente, es una base de datos distribuida en la que se relacionados los nombres de dominio con las respectivas IP a las que apuntan, o sea, la computadora donde está alojado el sitio. Cuando ponemos un nombre de dominio en el navegador para entrar a un sitio, se hace una consulta para averiguar a qué dirección IP corresponde (hay un sistema de caché entremedias que agiliza el proceso, pero efectos prácticos eso es lo que ocurre).

Dicho esto, volvamos a Cloudfare. 1.1.1.1 aprovecha la red existente de la empresa para proporcionar las velocidades más rápidas posibles a los usuarios, eliminando milisegundos de otros servicios tal y como hace el servicio DNS público de Google.

Utilizarlo no tiene ningún costo. Y más allá de las promesas de velocidad (aseguran que un 28% superior al resto de opciones), algo que en la práctica puede resultar imperceptible al usuario final debido al número de variables involucradas en la apertura de un sitio web, quizá su mayor ventaja es el de la privacidad. O eso es lo que dicen.

La compañía dice que el nuevo servicio ayudará a mantener algunos datos fuera del alcance de los proveedores de servicios de Internet y que tampoco mantendrán los datos en sus manos por mucho tiempo. Cloudflare se ha comprometido a que nunca registrar las direcciones IP de los usuarios en disco y a purgar todos los registros de su sistema después de 24 horas. Para verificar que esto es así, una empresa auditora independiente se encargará de revisar su código anualmente para asegurarse de que cumplen su palabra.

Cómo usar 1.1.1.1

1-1-1-1-cloudfare

Si te interesa probar este nuevo servicio, tan solo tienes que hacer un simple cambio de configuración dependiendo del dispositivo desde donde quieras usarlo. No hace falta instalar ningún programa ni nada por el estilo.

En Windows 10

  • En el menú Inicio, clicamos en «Configuración».
  • A continuación, entramos a «Red e Internet».
  • En la sección «Estado» (por defecto se abre ahí), clicamos en la opción «Cambiar opciones del adaptador».
  • Se nos abrirá una nueva ventana. En ella, veremos las conexiones de red disponibles. Hacemos clic derecho sobre la que está activa y seleccionamos «Propiedades».
  • Otra nueva ventana. En la pestaña «Funciones de red» (por defecto se abre ahí), ubicamos «Protocolo de Internet versión 4 (TCP/IPv4)». Clicamos ahí (cuidado con no quitar la marca) y a continuación clicamos en el botón «Propiedades».
  • Llegamos a la última ventana. En ella, dentro de la pestaña «General», clicamos en la opción «Usar las siguientes direcciones de servidor DNS:». Si ya está seleccionada y hay unos números ahí, los anotamos y borramos.
  • En el campo «Servidor DNS preferido» escribimos 1.1.1.1 y en el de «Servidor DNS alternativo» ponemos 1.0.0.1. Clicamos en «Aceptar» y cerramos todas las ventanas.

En macOS

  • Entramos al menú Apple.
  • Clicamos en «Preferencias del sistema».
  • Entramos a «Red»
  • Seleccionamos la interfaz que usamos para conectarnos a Internet (Ethernet o WiFi) y clicamos en el botón «Avanzado».
  • Clicamos en la pestaña DNS.
  • Entramos a la sección «Servidores DNS» y clicamos en el botón «Añadir» (+).
  • Introducimos el servidor de Cloudfare: 1.1.1.1.
  • Volvemos a clicar en Añadir (+) e introducimos 1.0.0.1.

En Android

  • Entramos a «Ajustes».
  • Entramos a «Wi-Fi».
  • Pulsamos durante unos segundos sobre la conexión a la que estamos conectados.
  • Entramos a «Modificar red».
  • Pulsamos en «Opciones avanzadas».
  • Nos desplazamos hacia abajo en la ventanita y pulsamos en «Ajustes de IP».
  • De las opciones que aparecen, pulsamos «Estática».
  • Nos volvemos a desplazar hacia abajo en la ventanita hasta que encontremos los campos DNS 1 y DNS 2.
  • En DNS 1 escribimos 1.1.1.1 y en DNS 2, 1.0.0.1.
  • Pulsamos en «Guardar».

En iOS

  • Entramos a «Ajustes»
  • Entramos a WiFi.
  • Pulsamos en el icono de información.
  • Entramos a «Configurar DNS».
  • Entramos a «Manual»
  • Entramos a «Añadir servicio».
  • Introducimos 1.1.1.1 y 1.0.0.1 y pulsamos en «Guardar».

Para más información acerca de cómo aplicar estos cambios en GNU/Linux o a nivel de router, revisa el sitio de Cloudfare donde encontrarás más información al respecto.