Comparte esto:

Ya sea porque deseas dar un vuelco a tu vida y comenzar desde cero en todo lo que puedas o simplemente porque le tienes que pasar a alguien una cuenta que gestiones, en algunos casos puede resultar útil borrar todos los correos de una cuenta de Gmail. A veces, incluso tan solo para recuperar espacio.

Y es que, a pesar de que Google nos da un total de 15 GB para todos sus servicios (exceptuando «Fotos» si subimos imágenes que no estén en alta calidad), a veces esto se nos puede quedar corto. No nos damos cuenta y vamos dejando en nuestro correo esos adjuntos con archivos enormes al mismo tiempo que subimos otros a nuestro Drive y al final terminamos quedándonos cortos de espacio.

Pero no importa la razón: el punto es que estás buscando la forma de hacerlo. Pues bien, aquí te lo vamos a explicar. Pero antes, una advertencia: con este procedimiento, borrarás de manera permanente todos los mensajes. No los podrás recuperar. No podrás volver a acceder a ellos. Por eso, si tienes dudas, tómate tu tiempo para examinar el contenido de tu cuenta y hacer los oportunos respaldos de la información que necesites. Una vez hecho lo que vamos a explicar, no hay vuelta atrás.

¿Qué usas? ¿Varias pestañas o una sola?

Primero, abre el navegador y entra a la cuenta de Gmail de la cual quieres borrar los mensajes.

Estando ya en Gmail, hagamos una parada para explicar algo. Por defecto, las cuentas de Gmail tienen habilitadas las pestañas en la bandeja de entrada. Si no has tocado nada, lo más probable (porque esto puede cambiar), es que tengas tres pestañas: «Principal», «Social» y «Promociones». Estas pestañas clasifican los mensajes por tipos.

Teniendo en cuenta esto, puedes hacer dos cosas. La primera es simplemente no tocar nada y repetir el procedimiento que veremos a continuación en cada una de las pestañas. Cuando estas están habilitadas (e insisto: suelen estarlo por defecto), se comportan como compartimentos estancos, de manera que si seleccionas todos los correos de «Principal», los de «Social» y «Promociones» no serán seleccionados.

Ahora bien, si quieres ir más rápido, lo que puedes hacer es desactivar las pestañas, para que se te muestren de una sola todos los mensajes. Para ello, ve a «Configuración» (el botón del engranaje que hay en la parte superior derecha, en el extremo), y en la lista que se despliega selecciona «Configurar bandeja de entrada». En la ventana que se muestra, desmarca todas las casillas de las pestañas hasta que quede solo «Principal» y clica en «Guardar».

Esto último es opcional, pero tiene la ventaja de que, si nuestra intención es borrar absolutamente todo, no tendremos que ir pestaña por pestaña repitiendo el proceso.

Ahora sí: a borrar todos los correos

Clica en la casilla de selección que hay cerca de la parte superior. Al hacerlo, seleccionarás todos los mensajes que se muestran en pantalla. También puedes clicar en cualquier parte del botón donde está la casilla para que se muestre una lista desplegable y clicar en «Todo».

A continuación, aparecerá un mensaje en la parte superior que dirá algo similar a «Se han seleccionado las XX conversaciones de esta página. Seleccionar las XX conversaciones de [pestaña]». Como verás, la segunda frase es un enlace. Si hemos quitado las pestañas, dirá algo así como «Seleccionar las XX conversiones de la bandeja de entrada». En cualquier caso, clicamos en él.

Ahora ya está todos los mensajes seleccionados. Así que a continuación clicamos en el icono de la papelera.

¡Mensajes eliminados! Pero… no del todo. En realidad, se han ido a la papelera. Si no tenemos prisa, podemos dejarlos ahí para que se eliminen automáticamente después de 30 días. Pero como es de imaginar que si estamos borrándolo todo es que sí hay prisa, pues nos vamos a la papelera, que se encuentra en la barra lateral izquierda (si no te aparece, haz clic en «Más» y después en «Papelera»).

 

En la parte superior del listado de mensajes, veremos que hay un mensaje con un enlace: «Vaciar la papelera ahora». Clicamos en él.

Y ahora sí, se han eliminado definitivamente todos los mensajes. Pero insisto: si no hemos deshabilitado las pestañas, deberemos repetir el proceso por cada una de ellas.