¿Bill Gates usa un teléfono Android o Apple?

Microsoft llegó tarde y mal al mundo de la telefonía móvil. Desde Redmond, nunca han parecido tener claro cómo abordar este sector y han ido dando tumbos por él hasta llegar a un Windows 10 Mobile que no termina de despegar. Aún así, y aunque tienen una cuota de mercado realmente ínfima, la compañía tiene su propio sistema operativo de móviles.

De un tiempo a esta parte, su estrategia móvil parece haberse redefinido o, por lo menos, enrumbado. A juzgar por sus últimos movimientos, se diría que desde Microsoft han decidido dar preferencia al desarrollo de versiones móviles de sus aplicaciones más conocidas, algo que desde luego resulta más práctico que apostar por fuerza por su propio sistema operativo en un mundo de androides y manzanas.

Esto que acabamos de decir se refuerza al comprobar que ni siquiera el fundador de la compañía, Bill Gates, usa un teléfono con Windows 10 Mobile, sino que lo que lleva en su bolsillo es un Android indeterminado, aunque hay pistas de qué terminal puede tratarse concretamente.

Gates hizo esta revelación durante una entrevista en Fox News. En ella dijo que recientemente se ha cambiado a un teléfono Android que tiene instalado software de Microsoft. El único detalle que agregó al respecto fue que, a la pregunta del presentador de «Entonces, ¿nada de iPhone?», el multimillonario respondió: «No, nada de iPhone». Aquí está el momento, que vino tras unas alabanzas hacia Steve Jobs (aunque no use sus productos):

 

 

Ahora, la incógnita es exactamente cuál es el teléfono que usa. Sin duda alguna, debe tratarse de un alta gama y, dejado al iPhone fuera de la ecuación, las opciones no son tantas. Sin embargo, desde el blog OnMSFT, que fue el que primero que llamó la atención sobre este comentario, apuntan un dato que da una pista: a principios de año, en Estados Unidos se lanzó una edición personalizada del Samsung Galaxy S8, el Microsoft Edition.

Dado que este teléfono viene con Office, LinkedIn e incorpora al asistente de voz de Microsoft, Cortana, suena bastante lógico que el teléfono de Gates sea este S8 especial, sobre todo si le añadimos el detalle ese de que se ha cambiado a Android «recientemente».

Que Gates haga esta afirmación con tanta ligereza parece que revela que en Redmond se han dado por vencidos con el tema móvil, al menos en lo referente al sistema operativo. Y si no se han rendido, desde luego está claro que ya no tiene tanta relevancia como lo tuvo en su momento. Porque Gates tampoco va a ser tan frívolo de sabotear de esta manera a la compañía que contribuyó a crear a menos que sepa que decir lo que dijo no va a causar ningún efecto.

Por otra parte, Gates tampoco se ha mordido la lengua nunca, al menos desde que dejó Microsoft, a la hora de criticar a la compañía. De hecho, hace unos años reconoció en otra entrevista que la estrategia empleada por ella en el entorno móvil fue la equivocada. Aunque, claro, en ese caso hablaba del pasado, que no del presente.