Comparte esto:

Está claro que las criptomonedas están en auge. La inversión en las mismas se está incrementando en todo el mundo y, al mismo tiempo, cada vez existen más posibilidades para realizar transacciones con ellas al aumentar los sitios que las aceptan. Pero no es solo eso, sino que algunas empresas están dando el salto no ya a adquirirlas sino directamente a crear las suyas propias.

Ese es el caso de la famosa empresa de videojuegos Atari, conocida por clásicos del calibre de Pac-Man o Pong, considerado este último por muchos como el más importante de la primera generación de videojuegos. Y es que la compañía anunció que el pasado 8 de febrero que tiene planes para producir su propia criptomoneda, la cual se llamará «Atari Coin» o «Atari Token».

La creación de esta moneda forma parte del acuerdo establecido con una empresa en la que tiene participaciones y de la que no se conocen detalles, la cual está construyendo una plataforma de entretenimiento digital basada en blockchain. Al mismo tiempo, Atari está expandiendo su sociedad con Pariplay Ltd., una empresa de casino online, para que se pueda jugar usando criptomonedas.

Al margen de lo relevante que resulta que una empresa de la trayectoria de Atari se suba al carro de las criptomonedas, también ha resultado muy interesante la reacción de los mercados: según Bloomberg, aunque se sabía desde diciembre que en la compañía tenían planes relacionados con el sector, tras el anuncio sus acciones se dispararon más allá del 60%, lo cual revela que su movimiento ha sido visto con buenos ojos.

Según declaró Frederic Chesnais, presidente y CEO de Atari, «La tecnología Blockchain está a punto de ocupar un lugar muy importante en nuestro entorno y transformar, si no revolucionar, el ecosistema económico actual, especialmente en las áreas de la industria de los videojuegos y las transacciones en línea. Nuestro objetivo es tomar posiciones estratégicas con un riesgo de tesorería limitado, para crear valor con los activos y la marca Atari».

A juzgar por el crecimiento de las acciones, se podría decir que el punto de vista de Chesnais es compartido por muchos inversionistas. Pero no hay que mirar solo a Atari en este sentido: parece que los mercados premian a todos aquellos que se vinculan con el mundo del blockchain.

Así pudo verse en el tremendo incremento que experimentaron las acciones de otra empresa longeva, Eastman Kodak Co., 2 días después de que anunciaron en enero que está trabajando en conjunto con una compañía para ofrecer un servicio basado en blockchain para fotógrafos de pago. Esta decisión terminó siendo premiada con un incremento del 245% en el valor de sus acciones.

Ahora bien, también hay casos que llevan a pensar que quizá haya un entusiasmo un tanto desenfrenado en este tema, como fue el de una compañía de té helado que no estaba siendo rentable. Esta empresa pasó de llamarse Long Island Iced Tea Corp. a Long Blockchain Corp. el pasado diciembre y sus acciones crecieron en un 183%.