Cómo arreglar los raspones en tus lentes VR

Comparte esto:
raspones-realidad-virtual

Si estás en posesión de un flamante visor de realidad virtual, seguro que durante las próximas semanas y meses le vas a dar un buen uso. Caramba, y si ya tenías uno, seguro que le has sacado un buen partido hasta el momento. Pero ahora no vamos a hablar de como aprovecharlo, sino de cómo dar mantenimiento a una parte fundamental de todo visor: los lentes.

Los lentes son la parte más frágil de cualquier visor. Ya sean de vidrio o de plástico, si se dañan no son fáciles o baratos de reemplazar, así que hay que tener cuidado para que no les ocurra nada. Ahora bien, con el paso del tiempo y el uso, sobre todo si pasa por muchas manos como las de amigos o familiares, es posible que terminen sufriendo algo bastante común: arañazos o raspones.

Pero no te preocupes: a menos que estemos hablando de arañazos muy profundos, esto tiene solución. Veamos cómo.

Primero, limpiar bien el visor

aire-comprimido

Antes de aplicar las soluciones más efectivas, debemos comenzar por asegurarnos de que el visor esté limpio. Como es lógico, lo principal son las lentes, pero limpiándolo todo nos aseguramos que ninguna suciedad que haya en alguna otra parte termine cayendo en ellos antes de repararlos.

Para limpiar el visor adecuadamente necesitamos contar con aire comprimido, unas toallitas húmedas de alcohol o que sean antibacterianas y un paño seco de microfibra. El aire comprimido puede comprarse en latas como de spray y suelen venir con una extensión de plástico parecida a un sorbete. El resto es fácilmente adquirible en una farmacia o en un supermercado.

Debemos comenzar usando el aire comprimido para quitar todo el polvo y la suciedad de las zonas más pequeñas, esas a las que no podremos llegar con las toallitas. Después, usaremos estas para terminar de limpiarlo todo, asegurándonos de retirar por completo todo el polvo que pueda estar presente.

A continuación, secamos todo con suavidad usando el paño de microfibra, dejando los lentes para lo último. Así nos aseguraremos de que estamos ante una superficie completamente limpia y seca.

Usa pasta de dientes

pasta-dientes

Para arreglar los rayones de nuestros lentes existen varias opciones. La primera que vamos a ver es la más rápida pues la sustancia que vamos a emplear la tenemos posiblemente todos en casa: pasta de dientes. Pero ojo, no una pasta cualquiera, sino una totalmente blanca.

Además de ella, necesitaremos unos cotonetes de algodón, una toalla de papel húmeda y, de nuevo, un paño de microfibra que esté seco.

Una vez tenemos todo lo necesario, empezamos poniendo una capa de pasta de dientes en los lentes. Hay que poner una cantidad razonable, así que cuidado con excederse. Lo extendemos usando uno de los cotonetes hasta que estemos seguros de que todo el lente está cubierto por la pasta. Después, lo dejamos reposar durante un minuto o dos.

A continuación, con otro cotonete frotamos el vidrio o plástico en pequeños círculos, centrándonos en las áreas que sabemos que están rayadas o arañadas. De vez en cuando, apartamos con el cotonete un poco de pasta para ver que resultado estamos obteniendo. Cuando estemos satisfechos con él, lo dejamos. Si después de estar frotando más de unos 3 o 5 minutos y no observamos ningún cambio, es probable que tengamos que probar con otra cosa.

Una vez hayamos terminado, usamos el paño de microfibra para limpiar todo los residuos de pasta de dientes. Esto puede ser un poco trabajoso, sobre todo si la pasta se ha metido en algún hueco. Así que, paciencia y recurre si es necesario a otro cotonete limpio o de nuevo al aire comprimido hasta que todo quede limpio.

Usa cera para autos

Si la pasta de dientes no nos ha funcionado o simplemente no queremos recurrir a ella (por lo complicado que puede resultar limpiarla), desde VRheads recomiendan usar un producto específico para arañazos y rasguños. Concretamente, recomiendan usar «ScratchX», de la marca Meguiars, que se usa principalmente para arañazos en autos. Sin embargo, señalan que hay personas que lo han usado en lentes de realidad virtual con buenos resultados. Es de presumir que cualquier producto similar pero de otra marca también funcione.

Los pasos a seguir son los mismos que con la pasta de dientes: depositar la cera para autos en los lentes con cuidado y después frotar con suavidad el vidrio en pequeños círculos, poniendo énfasis en las zonas que sabemos que están rayadas. De vez en cuando, observamos los resultados que vamos obteniendo y continuamos hasta que estemos satisfechos. Después, limpiamos todo con cuidado.

Más vale prevenir

Estas dos opciones son válidas, como hemos dicho antes, para aquellos casos en que los arañazos no son muy profundos. En caso contrario, no nos quedará más remedio que ejecutar la garantía de nuestro fabricante o la del lugar donde lo compramos.

En el caso de dispositivos de importación (o sea, que los hayamos comprado fuera), esto puede ser tal dolor de cabeza que tal vez nos convenga más acostumbrarnos a tener ese rayón en los lentes, si es que no es tan molesto que haga el visor inútil.

Para prevenir que esto no nos ocurra, lo más conveniente es, además de tener cuidado, comprar protectores como los que se usan para las pantallas de los teléfonos. Si no los encuentras en el país o no consigues comprarlos por Internet en el exterior, siempre podemos comprar cualquiera de ellos y recortarlos para ponerlos sobre los lentes. O también podemos buscar protectores para relojes inteligentes, que son más pequeños y que necesitaran poca o ninguna modificación para ponerlos en nuestro visor.